Cumaral no se vende, el agua se defiende

cumaral 2
Foto cortesía: José Abelardo Díaz Jaramillo

Por José Abelardo Díaz Jaramillo

Como la palma’e cumare

Ubicado en el piedemonte de la cordillera oriental, a 25 kilómetros de Villavicencio, y con más de cien años de historia, el municipio de Cumaral debe su nombre a la palma de Cumare, cuyas hojas o cogollos suelen emplearse para hacer hamacas y objetos artesanales. Habitado por 16 mil habitantes y con cerca de 62 mil hectáreas, Cumaral se destaca por su marcada vocación agropecuaria y ecoturística, y por un fuerte arraigo cultural llanero. Estas particularidades poco importaron a la Agencia Nacional de Hidrocarburos, que en 2012 firmó con la empresa multinacional Mansarovar Energy Colombia LTD. (de capital indochino) un contrato de exploración y producción de hidrocarburos (Bloque Llanos 69), otorgándole –por veinticuatro años- un área de veintidos mil seiscientas cincuenta (22.650) hectáreas, más mil doscientos setenta y dos (1.272) metros cuadrados, localizadas en la jurisdicción de los municipios de Cumaral (Meta) y Medina (Cundinamarca).

De ejecutarse la intervención de la multinacional, se impactaría la cuenca del río Guacavía y sus afluentes Guacavía Chiquito, Pirí, Niporé, Guajaray y Chepero, así como las quebradas Las Pavas, La Negra, La Danta y Caño Arenoso, y micro-cuencas como el río Caney, los caños Mayuga, Oso, Pecuca, Los Limones, Caibe, Tripero, Carnicería, quebrada La Tascosa.

Para tener una idea de la importancia de la cuenca, baste saber que ésta abastece de agua superficial y subterránea a una población aproximada de 15.000 habitantes, beneficiarios directos del Acueducto Municipal de Cumaral, sin contar a los habitantes de la zona rural. De igual manera, de la cuenca se benefician los sectores ganadero y agrícola, que se abastecen del líquido por medio de bocatomas. Una alteración del ciclo natural del agua y de su calidad traería graves consecuencias para la seguridad alimentaria, el medio ambiente y la calidad de vida de los habitantes.

La disposición oficial a favor de la multinacional puso en alerta a la comunidad cumaraleña, que ya había visto cómo en 2011 el municipio fue afectado en la fase exploratoria por la sísmica realizada por la empresa SISMOPETROL. Surgió entonces el Comité cívico de Cumaral pro defensa del agua y el piedemonte llanero, que promovió actividades de movilización y sensibilización frente al tema.

La Consulta Popular, presentada por el Alcalde Miguel Antonio Caro ante el Tribunal Administrativo del Meta en diciembre de 2016, que la avaló al declararla ajustada a la Constitución Nacional, se convirtió en la oportunidad para que la gente decidiera la suerte del territorio. Los resultados del 4 de junio fueron contundentes: de los 7.703 cumaraleños que participaron en la consulta, 7.475 (97%) votaron NO, y solo 183 (3%) lo hicieron por el SÍ.

Acumulando experiencia

Los resultados de la consulta popular deben explicarse por lo hecho durante un largo proceso de movilización social, que comprometió esfuerzos individuales y colectivos. Será necesario hacer una evaluación que revise los aciertos y desaciertos de ese proceso, ojalá en escenarios públicos en donde participen las comunidades. Aquí se pueden resaltar algunas cuestiones preliminares. Por ejemplo, el triunfo obtenido en la consulta
demuestra que vale la pena asumir propósitos colectivos como la defensa del territorio.

En medio de la incertidumbre que reina por el comportamiento mezquino y corrupto de los partidos políticos, el triunfo del 4 de junio enseña que no todo está perdido, y que cuando los de abajo se animan y se constituyen en sujetos, se puede recuperar la esperanza.

Desde luego, fue fundamental que se crearan condiciones como la voluntad de participar, tener un conocimiento del problema (en términos jurídicos, técnicos y políticos), promover la coordinación de esfuerzos, estimular la irrupción de liderazgos múltiples (especialmente juveniles y femeninos), tener confianza en lo que se hacía, etc. La intensidad del trabajo que se desplegó y la participación de múltiples actores (mujeres, jóvenes, profesores, miembros de juntas de acción comunal, profesionales), fueron rasgos distintivos del proceso social.

También es destacable que se hayan tenido en cuenta otras experiencias populares, exitosas o no. He aquí una manera de acumular conocimiento y encauzarlo con sentido crítico hacia nuevos escenarios donde se disputan proyectos de sociedad. Puntualmente, el proceso cumaraleño tuvo presente lo ocurrido en Tauramena (Casanare) en diciembre de 2013, cuando la población se opuso –con un recurso similar– a la explotación petrolera en el municipio. También bebió de las lecciones de los procesos recientes en Cajamarca (Tolima) y Cabrera (Cundinamarca).

Finalmente, es indudable que una lectura de la consulta popular del 4 de junio debe ser hecha desde un contexto nacional, en el que se destaca un repunte de la lucha social, con tres grandes movilizaciones simultáneas: el paro de maestros impulsado por FECODE (320 mil profesores), y los paros cívicos de Buenaventura y Chocó. De conjunto, estas movilizaciones (incluyendo la de Cajamarca), expresan un posicionamiento de reivindicaciones como el mejoramiento de las condiciones salariales de los trabajadores, el trato digno a las comunidades tradicionalmente ninguneadas de la Costa Pacífica y la defensa de los territorios amenazados por la codicia minera de las multinacionales.

Sin duda, hay un protagonismo, con tendencia al crecimiento, de los sectores populares del país, que aunque fragmentado, tiene como base el cuestionamiento a un Estado caduco, clasista y centralista. Eso, desde luego, preocupa a las élites dominantes.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s