Aumentan riesgos para comunidades y sectores populares en Minga

Por Equipo de Redacción

Paro 1
Fotos: Felipe Chica

En desarrollo de la Minga Nacional Agraria, Campesina, Étnica y Popular, centenares de pobladores de zonas rurales se hallan concentrados desde el pasado 30 de mayo en diferentes regiones del país, exigiéndole nuevamente al Gobierno Nacional -pues ya lo habían hecho en 2013- el cumplimiento de acuerdos para superar la crisis del agro y alcanzar condiciones de vida dignas. Pero durante el desarrollo de la manifestación se han registrado múltiples violaciones a los derechos humanos.


A pesar de haber presentado una solicitud de medidas cautelares ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y reactivado las comisiones de Derechos Humanos de la Cumbre Agraria y el Gobierno Nacional, las comunidades y sectores populares que participan en la Minga Nacional Agraria, Campesina, Étnica y Popular continúan expresando su preocupación por el inminente riesgo que representan para su integridad las formas de respuesta estatal.

En efecto, la Cumbre Agraria, Étnica y Popular informó que ha habido un incremento de la acción militar, tanto en los sitios de concentración como en los lugares de origen de las comunidades, con el objetivo de perseguir y reprimir a los mingueros. Así han intentado disgregar o debilitar el poder colectivo en las concentraciones y que los sectores populares perciban riesgos para sus bienes en los territorios, y se vean obligados a retornar para defenderlos.

Paro 3Además del Escuadrón Móvil Antidisturbios (ESMAD), la fuerza pública está trasladando drones y ubicando francotiradores cerca de los puntos de concentración para conseguir su objetivo. Así mismo, han aumentado los sobrevuelos de helicópteros militares y las operaciones por tierra: infiltración con inteligencia ilegal y actos de provocación e intimidación.

Por otra parte, la Cumbre divulgó que ha habido una extensión de los ataques de militares a quienes se han solidarizado con la Minga. En efecto, han coartado el respaldo de las comunidades de municipios y veredas aledañas a los puntos de concentración, aumentando así el radio de violaciones a los derechos humanos. Algo similar les ha ocurrido a quienes apoyan la Minga desde las ciudades. El martes, por ejemplo, hombres del ESMAD estuvieron registrando fotográficamente a un grupo de manifestantes que marchaban en Bogotá.

Sumado a ello, los participantes en la Minga se han visto amenazados por paramilitares, que pasaron de los pasquines intimidatorios a los ataques a la vida e integridad personal. Verbigracia, cuatro integrantes del movimiento Ríos Vivos fueron amenazados de muerte el pasado 30 de mayo por presuntos paramilitares. Afortunadamente no se han presentado desenlaces fatales, aunque sí un fuerte impacto sicológico, no solamente en quienes fueron agredidos sino quienes hacen parte de la Minga en el resto del país.

Según indicó la Cumbre, esas acciones de grupos armados estatales y paraestatales habrían sumado tres asesinatos, más de cien detenciones arbitrarias y al menos 149 heridos -entre ellos, dos mujeres embarazadas y seis menores de edad, algunos de gravedad y aún con diagnóstico reservado- en los primeros cinco días de movilización. Eso, además del aislamiento y otros actos de presunta tortura y tratamientos inhumanos y degradantes en el contexto de la protesta social.

Señalamientos y ultimátums del Gobierno

Paro 2Contrario a lo que esperaban los miembros de la Cumbre Agraria, Étnica y Popular, el Gobierno Nacional -a través del ministro de Defensa, Luis Carlos Villegas- insiste en sus señalamientos y estigmatizaciones. El funcionario ha insistido en que la Minga está presuntamente infiltrada por el Ejército de Liberación Nacional (ELN).

Y si bien el ministro planteó una diferenciación entre dos tipos de protesta, una de carácter civil y otra promovida por el ELN para realizar acciones violentas contra la fuerza pública, los miembros de la Cumbre consideran que ese no deja de ser un señalamiento que estigmatiza la Minga, y tendría como propósito dividir a las comunidades que participan en ella o la respaldan.

Por otra parte, respecto a los cierres de vías y acciones asociadas que los mingueros han desarrollado durante su ejercicio de protesta en algunas carreteras del país, el ministro indicó que la “paciencia” de las autoridades tiene un límite: “los derechos de los demás”. Asimismo, aseguró que no se va a permitir el bloqueo de la vía Panamericana.

Finalmente, se refirió a que las comunidades y sectores populares que participan en la Minga han desplegado acciones violentas en su ejercicio político. En ese sentido, expuso las cifras de uniformados presuntamente lesionados por los mingueros e hipótesis defensivas que justificarían las violaciones a los derechos humanos denunciadas por la comisión de Derechos Humanos de la Minga.

Fuente: Boletín de Derechos Humanos N°8, difundido por la Cumbre Agraria, Étnica y Popular.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s