Historia de las luchas populares: una modesta contribución

Por Renán Vega Cantor

Historia de las luchas populares
Imagen: eldessconcierto.d

Recuperar la historia de las luchas populares en Colombia es importante para enfrentar los retos actuales de los movimientos sociales alternativos, en una época en la que la ideología dominante suele repetir que los seres humanos estamos atados exclusivamente al presente y la historia nada tendría que ver con lo que hoy sucede y menos con una proyección futura.

Esa falacia busca impedir que los colombianos comunes y corrientes indaguen por las raíces históricas de los grandes problemas que afrontamos y, principalmente, hacer que ignoren las múltiples formas de lucha, rebelión y resistencia que han adoptado los sectores populares desde hace cinco siglos. Eso no sorprende, porque la expropiación de la memoria de las luchas es imprescindible para mantener la explotación y la dominación, para que nadie sueñe y luche con construir otra sociedad.

I

Al proyecto de recuperación de la historia de los sectores populares hemos dedicado los últimos 25 años, con propuestas metodológicas sobre el uso y la importancia de la historia oral, como en los dos libros que escribimos y compilamos sobre esa temática (Historia: conocimiento y enseñanza y Déjenos hablar). Consideramos que la historia oral ha sido un medio útil en la reconstrucción de la vida de las clases subalternas en América latina y en otros lugares del mundo desde la década de 1960, y le ha dado la voz a los que tradicionalmente aparecen como mudos, es decir, a aquellos que nunca son nombrados en las historias oficiales.

También escribimos Gente muy Rebelde, una obra que rastrea las protestas populares en Colombia en el periodo comprendido entre 1909 y 1929, y estudia las luchas de campesinos, indígenas, mujeres trabajadoras, de habitantes pobres de las ciudades, y de trabajadores en los enclaves imperialistas.

Hemos desarrollado dos investigaciones de tipo colectivo con trabajadores y sindicalistas. En primer lugar, la reconstrucción de la historia de los trabajadores petroleros, efectuada bajo el auspicio de la Unión Sindical Obrera (USO), con la tarea de recontar su historia desde los trabajadores mismos para recuperar una perspectiva subalterna. Como resultado de esa investigación se editó Petróleo y protesta obrera. La USO y los trabajadores petroleros en Colombia, escrito a partir de las fuentes de los trabajadores.

En segundo lugar, hemos escrito un libro sobre la masacre de obreros en Santa Bárbara en 1963, elaborado por solicitud de los trabajadores de la industria del cemento. En Sangre y cemento, como se titula esa investigación, se reconstruye el trasfondo de esos luctuosos acontecimientos y se enfatiza en la invención de una tradición de resistencia por parte de los herederos de aquella masacre, que han construido por ellos mismos una memoria contrahegemónica, con sus propios signos, símbolos y mártires.

II

La recuperación de la memoria y de la historia de los sectores populares en Colombia es muy importante; así lo ejemplifica un sitio emblemático de Santa Bárbara (Antioquia): un monumento erigido en recuerdo de los mártires de 1963, construido al año siguiente de la masacre. Ese es un lugar en donde los trabajadores reviven en forma periódica la memoria de sus hermanos asesinados. Un sitio único en Colombia, asociado a la construcción de una tradición obrera, porque los trabajadores y los sectores populares crean cultura. Ellos han inventado una tradición, la del 23 de febrero, el día en que recuerdan no solamente la sangre que derramaron sus hermanos, sino también la lucha que emprendieron por mejorar sus condiciones de existencia y de trabajo.

Este homenaje se ha mantenido durante más de cincuenta años en un lugar asolado por el paramilitarismo (que es visceralmente anti-comunista), el cual se ha encargado de destruir emblemas y monumentos similares, en otros lugares del territorio colombiano. Valga recordar que en Barrancabermeja existe la “Plaza del descabezado”. ¿Por qué un nombre tan macabro? La denominación revela otro capítulo de la intolerancia predominante en Colombia, que puede resumirse así: a mediados de la década de 1980, en ese lugar los trabajadores petroleros de la USO erigieron una estatua de Camilo Torres Restrepo, el sacerdote muerto en combate, y al día siguiente fue volada la cabeza de ese monumento por sectores ligados a las Fuerzas Armadas y al paramilitarismo. Por esa razón, a ese lugar se le denomina la “Plaza del descabezado”.

Estos ejemplos evidencian la importancia de los monumentos de los mártires populares, que son destruidos y atacados por los voceros de las clases dominantes, lo que pone de relieve la trascendencia de conservar el monumento de Santa Bárbara, durante más de medio siglo. Es encomiable que los compañeros de Sutimac en Santa Bárbara, asolados por la violencia física y simbólica, por la intolerancia y el anticomunismo, hayan podido preservar ese monumento y la memoria que éste representa.

La utilidad de la recuperación de la historia para una comunidad y un país estriba en que revive la lucha de los que ayer pelearon y, aunque estos hayan sido derrotados, su gesta ilumina las acciones de sus herederos, como lo demuestra el caso de los trabajadores del cemento en Santa Bárbara. Esto mismo lo podemos hacer extensivo a los habitantes de un barrio, una vereda campesina, a los miembros de una comunidad afrodescendiente o un resguardo indígena, porque todos somos seres históricos, así en muchos casos “no tengamos conciencia de ello”. Nosotros hacemos historia todos los días con nuestras acciones. Si eso es así, ¿por qué no podemos participar como agentes activos en la recuperación de nuestra propia historia?

Nuestra propia experiencia, que hemos recordado brevemente en este artículo, resalta la importancia de la recuperación histórica, no tanto como un proyecto académico, sino como un conocimiento útil, en el que participen activamente los sectores populares con la perspectiva de pensar y enfrentar los problemas que soportan en el momento actual.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s