La huella de la memoria en la pintura de Alberto Jerez

Por Angie Heredia

Alberto Jerez
Fotos: Alberto Jerez

Desde niño tuvo aptitudes para el dibujo y sus primeros acercamientos al arte fueron en el bachillerato, cuando diagramaba el periódico estudiantil de su colegio a principios de los 80, una época de gran actividad del movimiento estudiantil de los colegios públicos de Bogotá. En aquel entonces encontró inspiración en el espíritu rebelde de Guayasamín y en los grandes muralistas de Chile y Centroamérica.

alberto jerez 2El arte ha sido desde entonces el compañero de vida de Alberto Jerez; no solo la pintura, sino la danza, el teatro, la música. En los años en que por dificultades económicas tuvo que dejar sus estudios de arquitectura, no dejó de asistir a todas las actividades formativas que ofrecía el taller de artes de la universidad Nacional y de apoyar las luchas estudiantiles con su arte, convencido de que esta es una excelente herramienta para llevar mensajes a las personas.

A partir de allí comenzó a trabajar en proyectos comunitarios de diferentes barrios populares de la capital, haciendo talleres de pintura para niños, donde el principal elemento era la creación libre que nace del contacto con el lápiz y el papel. “Caminábamos hasta los barrios, no importaba el clima, por ver la alegría en los ojos de esos niños cada vez que estábamos con ellos”. Cualquier espacio, una cancha, un lote baldío, servía a esos jóvenes como lugar de encuentro y trabajo para acercar también a las madres de los niños y al resto de la comunidad a procesos sociales a través del arte y la cultura.

Los primarios son colores de la esperanza

alberto jerez 4En sus inicios como pintor, los temas de sus pinturas, sobre todo en murales, salían de las inquietudes y problemáticas de las comunidades en sus barrios y se combinaban con el teatro. Más adelante, viviendo ya en Alemania, a donde fue conducido por los pasos del amor, el tema de la memoria se hizo recurrente en sus cuadros. “En cada obra hay una historia de alguien cercano desaparecido, asesinado, expulsado. Yo traspasé y sigo traspasando al lienzo esos sentimientos interiores de memoria”. Las historias de las que habla, sin embargo, no son absolutamente evidentes, pues se trata de buscarlas, de identificarse con ellas, “por eso son siluetas de diferentes colores para dar el mensaje que todos somos diferentes y que cada silueta puede ser alguien en la memoria de cada uno, tanto en Colombia como en el mundo”.

Esas figuras y esas identidades anónimas, explica, se pierden en la cotidianidad de la violencia constante que vivimos. “Son historias tristes y reales, pero los colores primarios con los que trabajo, dan el mensaje que siempre hay esperanza; el color está ahí, iluminando los caminos difíciles de esos personajes anónimos que siguen plasmados en el lienzo, para llevarlos y darlos a conocer en todas  partes del mundo, porque siguen en nuestra memoria”.

Un puente en el tiempo y también en la distancia

Respecto al controvertido tema de si el arte debe cumplir o no una función social, piensa que esa función social del arte siempre ha estado presente. “Los primeros hombres, en las cavernas, dejaron plasmada su forma de vida, lo que hacían y en qué creían”. Según él, en algunas ocasiones esa función social se convierte en manipulación, como en tiempos del fascismo, cuando el arte se utilizó deliberadamente para exaltar aquella imagen de hombre poderoso, único. Si el arte ha de cumplir una función social, o es entendido como un “medio de comunicación social”, como él lo llama, debería ser una experiencia más colectiva.

alberto jerez 3Las historias de los desaparecidos, de los desterrados, de los asesinados nos remiten necesariamente a la situación política y social de nuestro país, son una especie de puente que nos lleva del color, los sueños, la memoria a las injusticias y a la violencia que se vive en Colombia. Pero también se hacen universales. En su intercambio con personas de otras culturas, Alberto ha experimentado las diferentes reacciones de quienes disfrutan de su pintura, entre ellas,  el tema de la indiferencia y otras dificultades que enfrentan los refugiados que llegan ahora a Alemania. Otro tema universal que se identifica en sus cuadros y que recrea además la memoria del presente y el pasado de culturas aparentemente muy disímiles es el de los muros. “En varios de mis cuadros están especificados los muros. Y se ha comentado el parecido entre lo que hay en el cuadro y la necesidad de traspasar esos muros que nos dividen y nos apartan, que nos hacen pensar que unos seres humanos somos mejores que otros”.

Cuando habla de las posibilidades de crear, fortalecer y difundir el arte en los sectores populares, Alberto hace un paralelo entre las dos culturas que mejor conoce (Colombia y Alemania). Según él, en Alemania el arte es más accesible a la gente, hay más estímulos para que todos encuentren y desarrollen sus posibilidades de expresión a través de él. Sin embargo, en su intercambio constante con proyectos artísticos colombianos ha observado que en Bogotá, por ejemplo, se están realizando salones barriales y regionales de artes donde se desdibuja un poco el carácter popular. Rescata expresiones como el rap y el teatro, que han logrado permanecer y fortalecer el trabajo con comunidades, además de los artistas plásticos comprometidos que comparten su saber en los talleres de pintura, que siguen haciendo murales y trabajando en los colegios, en los barrios, en las veredas. “Lo más importante es que cuando la gente logra contacto directo con la experiencia artística, se abre otro mundo para ella, con la posibilidad de comunicar sus propias inquietudes, de plasmar sus necesidades, de recrear la memoria de sus seres queridos y encontrar alivio espiritual para sus vidas”.

Desde donde está, Alberto continúa tejiendo redes con otros artistas del ámbito internacional, estimulando espacios de encuentro y creación colectiva, utilizando las redes sociales como medio de difusión para aquellos artistas, y también espectadores, que como él no tienen acceso a museos y  galerías.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s