Canciones de la guerra: A propósito de la insurrección en los Llanos Orientales (1948 – 1953)

canciones-de-la-guerra-la-insurreccion-llanera-cantada-y-declamada-

Por José Abelardo Díaz Jaramillo

Recientemente se publicó el libro Canciones de la guerra. La insurrección llanera cantada y
declamada (2016), del historiador Orlando Villanueva Martínez. Allí se reúnen cerca de ciento cincuenta canciones y poemas compuestos durante y después de la insurrección armada en los Llanos Orientales, ocurrida entre 1948 y 1953. Este trabajo tiene una gran importancia cultural y política por razones diversas que dilucidaremos en esta nota.

Es de recordarse que el levantamiento armado registrado a mediados del siglo XX en la región oriental de Colombia, fue resultado de la escalada de violencia que se agudizó luego del asesinato de Jorge Eliécer Gaitán en abril de 1948. Posterior al trágico suceso, se desató
en algunas poblaciones de Meta una rebelión protagonizada por sectores de la población afines al liberalismo, que acudieron a las armas para protegerse de las agresiones de las fuerzas oficiales y de ejércitos particulares aliados al conservatismo. Constituidos en comandos, la resistencia se extendió a otros lugares de Casanare y Arauca, lo que hizo necesaria su articulación para poder actuar de manera unificada. Tiempo después, los rebeldes elaboraron un conjunto de leyes para regular la vida social en la región, en una abierta expresión de desacato al orden legalmente constituido. Ante esa situación, el Estado pretendió contener el movimiento rebelde por medio de operaciones militares que en muchas ocasiones se tradujeron en vergonzosas derrotas propinadas por los insurrectos.

Solo a raíz del golpe militar de 1953, y como resultado de un propósito estratégico de las élites, el general Gustavo Rojas Pinilla promovió un proceso de paz que condujo al desarme de las guerrillas del Llano, a cambio del compromiso de adelantar una serie de reformas en la región y de aplicar la amnistía a quienes se habían levantado en armas. Sin embargo, lo que ocurrió fue todo lo contrario: el Estado incumplió los acuerdos a los que se había comprometido, y, de paso, se produjo el asesinato de varios de los jefes insurrectos, entre ellos el de Guadalupe Salcedo, el principal líder guerrillero, quien murió baleado en una calle del sur de Bogotá en junio de 1957.

Fue en ese contexto político en donde aparecieron canciones y poemas que, elaboradas por individuos vinculados a las guerrillas o simpatizantes de las mismas, tenían como propósito cantar y contar la insurrección llanera. Quiere esto decir, y aquí seguimos al autor, que las canciones y poemas tuvieron una función social que iba desde la popularización del movimiento armado haciéndolo conocer en múltiples lugares, hasta la de justificar la lucha que éste adelantaba y politizar a su favor a la población. En esos términos, las composiciones eran la voz de los sin voz, el periódico de los analfabetos y el noticiero de los pueblos.

Por ejemplo, gracias a las canciones la gente tuvo conocimiento de los comandantes guerrilleros y las acciones intrépidas que realizaron como la toma de pueblos, cuarteles militares, entre otras. También permitieron elaborar una visión particular de la historia del país, que destacó con insistencia el impacto de la muerte de Gaitán y la responsabilidad de los gobiernos conservadores de Mariano Ospina y Laureano Gómez como detonantes de la violencia en el país y en la región. Finalmente, para no extendernos, las canciones contribuyeron a la construcción y fortalecimiento de mitos guerrilleros, fundamentalmente el de Guadalupe Salcedo, que aún se mantienen vivos en algunos lugares.

De los ritmos empleados para cantar las composiciones reunidas en el libro, sobresalió el corrido, el cual es definido por Villanueva Martínez como una construcción colectiva y un espacio donde se realizó la crítica al sistema político colombiano, resaltando de paso la cultura, costumbres e imaginario libertario ancestral de los habitantes de la región. Con la particularidad de que al transmitirse de manera oral aparecieron versiones diversas que en ocasiones desfiguraron o transformaron los temas originales, como ocurre con temas como “Colombia y su situación”, “Golpe tirano” o “El soldado obediente o los Llanos resistentes”.

¿Dónde radica la importancia de la publicación que comentamos? Creemos que ésta se ubica precisamente en la compilación y sistematización de las composiciones alusivas al movimiento armado y en la reflexión sobre el papel que cumplieron en la difusión de una narrativa a favor del levantamiento armado y en la preservación de una memoria social de éste. De ese modo, la obra resalta la necesidad de dimensionar el valor de las manifestaciones culturales que acompañaron los procesos políticos y, en particular, de aquellos que fueron impulsados por los sectores subalternos que se levantaron en armas contra el Estado y las élites políticas del país.

Las canciones y poemas ligados a la insurrección llanera fueron la narración –desde abajo– de ese singular acto político. En esos términos, Canciones de la guerra abre una ventana para analizar desde nuevas perspectivas la actuación rebelde de los sectores populares, que, como lo sostiene el autor, acudieron en muchas ocasiones a discursos ocultos para difundir su crítica y justificar su oposición a la dominación política. El lector podrá comprender, luego de conocer la letra de las canciones y poemas, que el levantamiento armado de los Llanos Orientales (1948 –1953) fue cantado de múltiples formas, y que esas composiciones se convirtieron durante y después de la insurgencia, en un mecanismo que permitió mantener en la memoria colectiva las hazañas de los combatientes que participaron en uno de los movimientos armados más significativos del siglo XX en Colombia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s