Reelección de Mariano Rajoy, una traición más del PSOE español

Por Jaime Jiménez

politica-en-espana-alvaro-1
Collage: Álvaro Lopera

España ha vivido un par de elecciones generales recientemente: las del 20 de diciembre de 2015 (20D) y las del 26 de junio de 2016 (26J). Las primeras, al arrojar un “empate” entre la izquierda y la derecha que impidió formar gobierno, hubo que repetirlas en junio y ocurrió prácticamente lo mismo.

En este país, al Presidente de gobierno lo elige el Congreso de los Diputados que ocupan 350 curules; éste lo nombra por mayoría absoluta en primera votación –la mitad más uno de las curules– o por mayoría simple en la segunda. El Presidente no es el Jefe del Estado, este cargo lo ostenta un monarca de forma vitalicia y hereditaria por línea primogénita masculina. En la actualidad es Felipe de Borbón y Grecia –Felipe VI– quien funge como rey del Reino de España.

Partido Popular (PP), de derecha, heredero de la dictadura fascista que gobernó a España desde 1939 hasta 1975; el Partido Socialista Obrero Español (PSOE), socialdemócrata, protagonista desde finales del siglo XIX; Izquierda Unida (IU), fundada en 1986, que recogió el legado del Partido Comunista de España; Podemos, una nueva formación surgida del Movimiento de los Indignados del 15M (15 de mayo de 2011), en el que una ola de descontento se expresó en las calles masivamente; Ciudadanos, un nuevo partido de derecha surgido a mediados de la década pasada, crítico con la gestión del PP, pero de su misma línea; y, por último, una serie de partidos nacionalistas, de izquierda y de derecha, en el País Vasco, Cataluña, País Valenciano, Galicia y Canarias, que tienen unas ventajas electorales respecto a los partidos estatales en cuanto que con menos votos pueden obtener más curules. Valga decir que el umbral –el número mínimo de votos para ser elegido– para los partidos estatales es muy alto.

Las elecciones del 20D constituyeron el colofón de cuatro años de gestión del PP, en cabeza de Mariano Rajoy (2011- 2015), plagada de medidas neoliberales e infestada de la más exorbitante corrupción a todo nivel, como la realizada por el exministro Rodrigo Rato, exdirector del FMI, acusado, entre otros, de blanqueo de capitales. Podemos demostró fuerza en las elecciones parlamentarias europeas a mediados de 2014; en similar forma, pero menos, Ciudadanos planteaba un discurso de derecha renovado con buenos resultados.

Los últimos meses de 2015 mostraron el descrédito del PP, y en la cresta de la ola a Podemos. Veteranos intelectuales y periodistas advirtieron que para lograr un cambio en España los “podemitas” debían por lo menos quedar de segundos, es decir, desbancar al PSOE, pues la bolsa de siete millones de votantes del PP era muy difícil de superar y para ello era necesario que la izquierda se uniera.

Desafortunadamente Podemos arremetió contra la izquierda, incluida IU, y desechó de plano una posible unidad. Así lo expresó Pablo Iglesias, su máximo líder, en diversos medios de comunicación: “…si pensáramos que llamándonos ‘Podemos todos juntos’ eso sirve para tener más votos, seríamos idiotas; hay que presentarse de la manera más eficaz en términos electorales y la marca Podemos ha sabido tomar distancia de identidades políticas que respetamos mucho pero que no sirven. Por eso abrimos la mano a toda la gente que quiere venir, pero quien quiera traer su mochila de izquierda yo les digo: eso no puede cambiar políticamente el país, hay que utilizar otras claves…”.

Hasta días antes del 20D, IU “le imploró” a Podemos ir juntos en las elecciones y ellos se negaron. Llegó la fecha y los resultados fueron, de acuerdo al periódico español El País, los siguientes:

espana1

Podemos quedó de tercero y, suponiendo que hubiera sumado sus votos con los de IU, hubiera arrollado al PSOE y lo hubiera puesto en la tesitura de votar a favor de ellos o del PP. La derecha no alcanzó la mayoría absoluta y nadie se abstuvo para que obtuviera mayoría simple. Hubo que repetir elecciones.

Vino el 26J. En esta ocasión sí que se unieron Podemos e IU, en lo que se llamó “Unidos Podemos”. En esta segunda campaña el PP difundió la idea de que Unidos Podemos implantaría un régimen “chavista” en España, entre otros. Las encuestas auguraban un éxito en la fórmula unitaria de la izquierda y que se produciría un “sorpasso” (adelantamiento), pero no fue así:

España 2.JPG

La propuesta unitaria de izquierda sacó menos votos que los que sacó Podemos en solitario el 20D y el PP aumentó casi 700.000 votos. No obstante, el PP, con los votos de Ciudadanos, no alcanzaba la mayoría absoluta por lo que se necesitaba la aprobación o por lo menos la abstención de algún otro partido importante, de lo contrario habría que ir a unas terceras elecciones.

En principio el Secretario del PSOE, Pedro Sánchez, era de la posición de que al PP no le daría ni agua, que se repitieran elecciones, pero un Comité Federal de emergencia dio un golpe de Estado al interior del PSOE: Sánchez fue corrido de su puesto y mayoritariamente definió abstenerse en bloque para que Mariano Rajoy pudiera ser elegido Presidente de Gobierno.

No es la primera vez que el PSOE traiciona sus principios. A mediados de los años setenta, con un apoyo económico formidable de la socialdemocracia europea, un puñado de militantes que no hicieron nada durante la dictadura, pues el peso de la resistencia lo asumió el Partido Comunista, tuvieron la propaganda de los medios de comunicación y las posibilidades de dinero a raudales para aparecer como la opción más civilizada luego de la dictadura. Claro que para ello renunciaron al marxismo y a todo lo que oliera a revolucionario. Pero la traición más aberrante fue el cambio de postura en el plebiscito que aprobaría la entrada de España a la OTAN en 1986: siempre dijeron NO, pero en último momento dijeron SÍ.

Con esta última abstención el PSOE se derechiza y probablemente no expulsará a los 15 diputados que se negaron a hacerlo, pues si así procede quedaría de tercero y Unidos Podemos lideraría la oposición, lo que ocasionaría mayores controles al gobierno.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s