¿Cómo participar en el proceso de negociación de paz entre el gobierno nacional, el ELN y “la sociedad”?

dialogo eln sociedad civil

Por Diana Granados

La participación de la sociedad es uno de los temas nodales de la negociación de paz entre el Ejército de Liberación Nacional -ELN y el Gobierno Nacional. Ha sido incluida en la agenda y ha permitido que ambas partes convoquen a diversos sectores de la sociedad civil a expresar sus puntos de vista sobre la construcción de un mecanismo de participación que permita a la sociedad vincularse al proceso. Aunque las partes negociadoras no tienen acuerdos aún sobre el objetivo de la participación y los alcances de la misma, de manera conjunta decidieron habilitar un espacio para iniciar un diálogo con sectores de la sociedad colombiana: las Audiencias Preparatorias.

A este escenario han sido convocadas cerca de 220 personas que representan organizaciones sociales mixtas, étnicas, de mujeres, LGTBI, gremios económicos, regiones, plataformas de paz, víctimas, movimientos carcelarios, universidades, exiliados, alcaldías y gobernaciones. Las audiencias, organizadas en tres rondas, se están realizando en el municipio de Tocancipá, Cundinamarca.

Dos preguntas guían las presentaciones de los actores y actrices invitados: 1. ¿Según sus experiencias y conocimientos, cuáles considera usted que deberían ser los mecanismos y formas de participación de la sociedad en el proceso de conversaciones, y en particular, la participación de su sector? Y 2. Si su organización o sector tiene una experiencia que usted considere importante para los mecanismos y formas de participación de la sociedad, por favor expóngala.

Para las partes está claro que las audiencias no son la participación en sí misma, sino un escenario para escuchar propuestas, en el entendido que la definición del mecanismo les corresponderá a los actores negociadores. Para algunas de las organizaciones que participamos en este espacio, las audiencias son una posibilidad de influir en las partes negociadoras, de exponer nuestras propuestas, muchas de ellas construidas a pulso, en medio de luchas, de movilización y de reivindicaciones históricas por un país que garantice nuestros derechos, descentralice el poder político y redistribuya la riqueza.

Al cierre de esta edición, se encuentra en curso la segunda Audiencia preparatoria, dentro de la cual han sido invitadas organizaciones de mujeres, organizaciones e instituciones de la región Pacífica y plataformas de paz, organismos multilaterales, víctimas, organizaciones de derechos humanos, de personas con discapacidad, entre otros actores.

Identificación de consensos

En la primera audiencia preparatoria, desarrollada entre el 30 de octubre y 1 de noviembre, fue presentada de manera pública una carta producto de un Seminario convocado por las plataformas Paz Completa, Mesa Social Para la Paz, Red Prodepaz, Mesa Minero Energética. La carta fue entregada a las dos partes de la Mesa de Negociación y de manera enfática expresa nueve puntos de consenso con relación al mecanismo de participación:

1. La palabra de la sociedad debe tener valor real en todo el proceso.

2. La participación de la sociedad requiere garantías a la vida, la integridad, la dignidad y la libertad de todas las personas.

3. En todo el proceso de participación es fundamental garantizar la paridad política.

4. El diálogo social, entendido como un diseño participativo, debe ser entre actores diversos y contradictores; debe ser plural, incluyente, amplio y multipartita.

5. La participación de la sociedad debe armonizar los espacios y los resultados referidos a la implementación de los Acuerdos con las FARC y a la construcción de los acuerdos con el ELN.

6. La participación debe significar la ampliación y profundización de la democracia.

7. El proceso de participación debe tener un profundo arraigo territorial.

8. El diálogo social debe tomar como punto de partida los escenarios, agendas, espacios de concertación e iniciativas territoriales que ya tienen acumuladas visiones compartidas e incluso consensos.

9. La participación de la sociedad debe realizarse con un marco general que ofrezca garantías metodológicas a todas las personas, comunidades y organizaciones intervinientes.

Algunos elementos para la reflexión

En el primer día de desarrollo de la segunda audiencia preparatoria, a partir de las intervenciones de organizaciones de mujeres, organizaciones e instituciones de la región Pacífico, aparecieron algunos elementos centrales para enriquecer la discusión sobre el mecanismo:

Participación y territorio: Una participación desde y en los territorios es fundamental para escuchar las voces y propuestas directas desde los actores locales. Se trata de una apuesta por territorializar la negociación y por la construcción de paz. Una dimensión territorial de la participación también implica reconocer las diferencias geográficas y el acceso a los territorios.

Historia y acumulados políticos del movimiento social: En concordancia con el punto 8 citado en la Carta Abierta, varias intervenciones reafirmaron la necesidad de reconocer los procesos organizativos ya existentes, sus acumulados políticos, sus trayectorias históricas y sus agendas de paz como una base para impulsar el mecanismo de participación y avanzar en temas clave de negociación.

Las voces de las comunidades cuentan: Es necesaria una participación directa que asegure que las comunidades estarán directamente representadas por ellas mismas. Esto implica reconocer sus liderazgos legítimos para la interlocución.

Paridad política: La participación debe garantizar medidas para que las mujeres y comunidades más afectadas por la exclusión, por el conflicto armado, social y político, puedan participar en igualdad de condiciones.

Información y poder de la comunicación: Una estrategia de comunicación y pedagogía amplia que llegue a los territorios, que informe a la opinión pública y que permita que las comunidades cuenten con medios para difundir sus propuestas resulta imprescindible para que la participación sea realmente de la sociedad.

Acuerdos humanitarios: A pesar del Acuerdo de La Habana y el reciente Cese al Fuego Bilateral y Temporal entre el gobierno y el ELN, persiste la preocupación por la situación de conflicto que viven algunas regiones, en especial el Chocó. Las organizaciones sociales han presentado una propuesta de Acuerdo Humanitario a la Mesa, y han reclamado que se generen garantías en su territorio para un proceso de participación al cual están ampliamente dispuestas.

¿Qué sigue?

Las propuestas de la sociedad son un insumo, pero serán las partes negociadoras las que avancen en la definición del mecanismo. No obstante, ante el innegable respaldo a una “participación directa” y “desde los territorios” que ha sido expresado en varias intervenciones en las Audiencias, es fundamental que las partes traduzcan estas posturas en un mecanismo eficaz e incluyente. Una participación superficial y desgastante sería desperdiciar una enorme posibilidad de volver a creer en el derecho a transformar, a cambiar, a sentir que “la palabra de la gente vale”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s