Educación universitaria virtual avanza a pasos de gigante

educacion virtual
Foto: http://www.line.do

Por Carlos Gustavo Rengifo Arias

Hace al menos un mes la Universidad Santiago de Cali tomó la decisión de transformar el 50 por ciento de las asignaturas de la carrera de Derecho de la modalidad presencial a la virtual, lo que generó críticas y protestas de los estudiantes por el riesgo que representa para la calidad de la educación; dos de estos estudiantes fueron sancionados por oponerse a ello. La educación virtual universitaria avanza de manera acelerada en el mundo y Colombia se pone al día; muchos interrogantes quedan abiertos frente a un tipo de estrategia que profundiza la mercantilización de la educación y privilegia la cobertura y el negocio por encima de la calidad.

 ¿Satisfacer necesidades de formación o mercantilización?

 El avance de los procesos educativos mediados por las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TICS) se da con pasos de gigante, abriendo importantes interrogantes sobre las motivaciones que alimentan esta modalidad de aprendizaje y los logros reales que los estudiantes alcanzan con la misma.

Según el Ministerio de Educación Nacional, entre 2010 y 2015, la demanda de educación superior en Colombia aumentó en un 500% frente a años anteriores, al pasar de tener 12 mil estudiantes a 65 mil matriculados en modalidad “On line”. De igual manera, y en el mismo periodo, el número de programas ofrecidos a través de esta modalidad se multiplicó por cuatro, al pasar de 122 a 487 en todos los niveles formativos. Pero ¿qué explica este vertiginoso aumento de la educación virtual? En entrevista para el diario El Tiempo, Néstor Arboleda Toro, Director Ejecutivo de la Asociación Colombiana de Educación Superior a distancia (ACESAD), señalaba que entre los aspectos que han estimulado la demanda de educación superior virtual están la ubicación en zonas geográficas alejadas de los claustros universitarios, la falta de cupos universitarios, horarios laborales que dificultan la presencialidad, ocupaciones del hogar, situaciones de discapacidad y costos altos de la educación presencial.

Lo cierto es que hay otros factores que vienen estimulando el acelerado crecimiento de la educación virtual. El primero de ellos es que en el contexto internacional son cada vez más las universidades de prestigio que vienen virtualizando parte de su oferta académica, como el Massachusetts Institute of Technology (MIT), la Universidad de Harvard y la de Stanford, entre otras, y para seguir dicha tendencia, el Ministerio de Educación Nacional y el Ministerio de las TICS han venido estimulando el aumento de la oferta de educación virtual. Por otra parte, el gobierno de Santos intenta que Colombia sea aceptada en el club de los países ricos, organizados alrededor de la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico), en los cuales la cobertura de educación superior es cercana al 75%, mientras que en Colombia no llega ni al 45%, siendo más baja todavía en sus regiones apartadas.

Por su parte, Juan María Ramírez, Sociólogo y docente universitario, considera que la verdadera razón que explica la proliferación de la educación superior virtual es “masificar la cualificación de mano de obra, en ese orden de ideas, el sistema educativo ha servido más como un mecanismo de movilidad social con respecto al empleo, en detrimento del conocimiento, la investigación, la actitud crítica y la comprensión y transformación de la realidad social. Muchos de los que acceden a la educación superior virtual ya laboran, pero estudian para obtener certificaciones que les permita seguir en el mercado laboral”.

 Interrogantes sobre la educación superior virtual

 Es de anotar que, según el Politécnico Gran Colombiano, aún no existe un estudio a gran escala de las diferencias de logros entre estudiantes presenciales y virtuales y aun así, a esta última se le está exigiendo estándares de calidad similar a la de la formación presencial. Uno de los aspectos que genera más sospecha sobre la calidad de la educación superior virtual es su carácter esencialmente masivo, representado en la gran cantidad de estudiantes en una asignatura virtual, una modalidad que en el contexto internacional es llamada MOOC (Massive Open On line Course, por sus siglas en ingles). Respecto a esto, Cesar Tulio Ossa, Director de Educación Continua de la Pontificia Universidad Javeriana se ufanaba, en una entrevista a la revista Semana, de que “la universidad, con tan solo tres cursos contó con 21.000 estudiantes. Creamos uno llamado “Finanzas Personales”, en donde tuvimos cerca de 8.000 inscritos de 74 países, y en otro titulado “Ética de la Felicidad” tuvimos una demanda de 3.000 personas”.

La pregunta obligada es: ¿Qué capacidad tiene un docente para resolver las inquietudes y propiciar un aprendizaje adecuado con tantos estudiantes a quien responder? Sin embargo, muchas instituciones universitarias resuelven este problema sistematizando la formación, es decir, no se tiene un docente a cargo sino que se interactúa con un software, deshumanizando la formación. Además, se viene transformando cada asignatura de los programas profesionales en un curso virtual de extensión, perdiendo este su carácter de integralidad dentro los currículos, fragmentando el conocimiento y mercantilizándolo en extremo.

Como lo señala Juan María Ramírez, “se viene presentando un número altísimo de estudiantes y grupos por docente, mermando el tiempo que puede destinar el estudiante a dialogar con el docente, por tanto no puede profundizarse ni posibilitar una educación más personalizada”. Además, a los docentes se les ha aumentado la carga laboral ya que, como la información se ha vuelto bimodal (presencial y virtual al mismo tiempo), el docente tiene que responder a las necesidades de los estudiantes, tanto en el aula de clase, como en las plataformas virtuales. Según este docente, desde el punto de vista de los estudiantes, la educación virtual demanda mayores niveles de autocompromiso con su formación y elimina las potencialidades creadoras de la interacción persona a persona que ha existido en el aula de clase, ya que atomiza e individualiza el proceso de aprendizaje.

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s