48 años de la Plaza de mercado de Campo Valdés

plaza de mercado 1
Fotos: Jhonny Zeta

Por Jhonny Zeta

Si se les compara con los hipermercados, los super y las grandes tiendas, las plazas de mercado parecen monstruos anacrónicos que declinaron las estéticas del brillo y la luz artificial, del orden y las estanterías suntuosas y, en cambio, nos seducen con motivos más auténticos y primarios, su magia cuelga, se amontona, o se encarra a un lado de los sentidos, nos conectan con los oficios del campo, nostalgia de montañas y paisajes que muchos ciudadanos perseguimos y llevamos como un secreto a media voz.

En las plazas de mercado la vida fluye desaliñadamente, con el aliño exquisito que hierve en los comedores; la cotidianidad no contempla el error, porque es natural que a un tomate le de por rodarse sin explicación distinta a que es común que se rueden; porque en vez de ruborizarse, el cliente que estripe un banano con el pie podrá dar paso a la risa y hasta los vendedores encontraran motivo para armar jolgorio; porque existen momentos solemnes en los cuales un niño o la anciana o los foráneos toman una fruta y se la llevan directamente a la boca sin sentir el dedo acusador que en nombre de la tiranía de la higiene les recuerde el pecado. Se podría decir que en estos mercados casi nada está negado a los sentidos.

plaza de mercado 9

Salud y larga vida, para La plaza de mercado del barrio Campo Valdés en sus 48 años, prima hermana de la Placita de Florez, de la Minorista y la plaza de la América. Salud a sus corredores con olor a carnes, granos, yerbaterías, cuidos y comidas; larga vida a los oficios sagrados que allí se desarrollan con humilde solemnidad.

Salud y larga vida por alimentar la poesía cotidiana: frescura de los productos, buenos precios y su don de gentes.

plaza de mercado 8

Coda: Sobre una pared del fondo de la plaza cuelga una cartelera de corcho que anuncia 1- la imagen del hombre que presuntamente está asaltando usuarios del cajero electrónico; 2- un par de cartas de la administración en las que se ofrecen cursos de lecto-escritura para los vendedores y la advertencia de regular el volumen de la música; 3-una frase que reza: Las raíces del árbol crecen gracias a la tempestad.

plaza de mercado 6

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s