Corea del Norte y el Fake News

corea del norte y feak news
Foto: Tomada de Scoopnet.com

Por: Álvaro Lopera

Asistimos impávidos al espectáculo que nos venden día a día los medios de comunicación. La herramienta se llama “Fake News” o noticias falsas, o posverdad, que pretende reemplazar la realidad con la virtualidad de una creación tras bambalinas, y que busca engañar a millones de incautos que andan como zombies consumiendo basura informativa. La República Popular Democrática de Corea (más conocida como Corea del Norte) es ahora todo un objetivo de los medios masivos: se unieron Oriente y Occidente, y pretenden destruir una gran construcción colectiva. Todo a golpe de Fake News.

El 21 de noviembre se publicó una “noticia” tonta en Russia Today (RT): “Prohibido cantar, celebrar y beber alcohol: Corea del Norte toma duras medidas de austeridad”. Pero no es una noticia cualquiera, a pesar de que suena a chisme. Es una noticia extraída de uno de los periódicos de Corea del Sur, país que se encuentra en las antípodas de su vecino del Norte, es decir, su gran enemigo. En esta noticia se “informaba” que Corea del Norte había prohibido el alcohol y las flores; lo primero aparentemente para evitar los efectos de las sanciones económicas impuestas por el Consejo de Seguridad de la ONU, en donde hacen presencia China y Rusia. Y la segunda prohibición porque “amenazan con opacar la importancia de las flores ofrecidas en honor a los líderes nacionales”.

El 23 de enero de 2015, el mismo portal nos traía una noticia que decía: “El presidente estadounidense se ha comprometido a derrocar al gobierno de Corea del Norte. Nuestra capacidad de provocar cambios allí es limitada. Tienen un ejército de un millón de personas equipado con tecnologías nucleares y misiles. Nuestra respuesta no puede ser una solución militar. Sin embargo, Obama se mostró convencido de que hay solución al problema: desde su punto de vista, la estrategia más eficaz será librar una guerra propagandística que tenga Internet como arma”.

El Cerco

Todas las opciones están sobre la mesa, siendo la mejor avanzadilla el Consejo de Seguridad, con todas las medidas ilegales que ha tomado, como la prohibición a cualquier país de comerciar con Corea del Norte so pena de sanciones. En este sentido, Estados Unidos amenazó a China con afectar el comercio bilateral –novedosa arma posmoderna que la Organización Mundial del Comercio (OMC) no prohíbe–, si este país seguía comprándole carbón y otras mercancías y seguía teniendo relaciones financieras. Ipso facto, China cumplió la orden al pie de la letra. Rusia le siguió.

Para China el viejo socio ya es un problema no solo internacional sino local, pues es un ejemplo que debe evitarse a toda costa. Todavía más grave en la era Xi Jinping, quien profesa un nuevo pensamiento frente al de Mao Tsetung y al de Deng Xiaoping, cuyo faro es avanzar a toda marcha con una geoeconomía basada en la “Ruta de la Seda” (estrategia con un costo cercano a un billón de dólares que busca agilizar el comercio no solo con los países asiáticos sino también con toda Europa, adelantándose logísticamente al imperialismo norteamericano). Pues bien, para esta era de “crecer en paz”, solo se acepta, de parte de la dirigencia china, el conflicto en el mar meridional de la China, con el que busca el aseguramiento geoestratégico de las rutas comerciales tanto para el acceso del petróleo como para la exportación de mercancías al mundo entero. En este marco, Corea del Norte es un “rezago” de la vieja época socialista al que la nueva dirigencia no quiere regresar.

Corea del Norte no solo fue un aliado de la extinta Unión Soviética, sino que fue y ha sido un baluarte popular contra los intentos imperialistas norteamericanos por imponer sus bases militares y sus intereses al pie de sus otrora archienemigos socialistas. Este país de 120.000 kilómetros cuadrados cuenta con una avanzada tecnología nuclear y un pensamiento estratégico que integra el ejército con la clase obrera y con el poder gubernamental. Su posición geográfica es definitivamente estratégica para el control de muchas rutas comerciales y para el dominio permanente en el extremo oriente.

Lastimosamente, en el mundo de la diplomacia actual se impone la “real politik”, el pragmatismo hecho acción. Bolivia, en el caso que nos ocupa, y anteriormente Venezuela, vota con Rusia en el Consejo de Seguridad, plegándose a la geopolítica capitalista rusa –lo mismo se ha visto en todas las votaciones referentes a Siria–, que se destaca solo por la postura antihegemónica norteamericana.

Una vuelta de tuerca

En los últimos días de noviembre, tras las últimas maniobras militares con Japón y Corea del Sur, Donald Trump amenazó con llevar a extremos nunca antes vistos las sanciones económicas, basándose en la “novedosa” acusación, según informó Telesur el 21 de noviembre, que Corea del Norte apoya el terrorismo. Esto le da más herramientas para continuar la tarea que se propuso Obama y que no llegó a cumplir: derrocar el gobierno popular.

Mientras tanto, la prensa rusa, europea y china sigue hablando de “el plan agresivo de Pyongyang (capital de Corea del Norte), de las violaciones a las mujeres en el ejército, de los parásitos encontrados en el organismo de un desertor que escapó a Corea del Sur –“que de seguro así lo tiene todo el pueblo”– y de la desnutrición generalizada de un “pueblo oprimido por un dictador” que se parece mucho, de acuerdo al perfil de las noticias que nos llegan de los medios capitalistas, a un payaso de circo barato.

Por fortuna, quedan bastiones de dignidad en el mundo. En Cuba, el 20 de noviembre el gobierno en pleno recibió al canciller norcoreano Ri Yong Ho, y con él se reivindicaron las excelentes relaciones que se mantienen entre estos dos Estados desde 1960, los mismos que han sido asediados sin pausa por el imperialismo norteamericano. No todo puede ser peor en un mundo cuyos derechos de los pueblos son un verdadero revés.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s