Venteros de la Comuna 13 defienden su derecho al trabajo

 

IMG-20180130-WA0008
Fotos: Anyela Heredia

Por Anyela Heredia

En días de sol o de lluvia, lo mismo un domingo que un martes o un jueves: llegas al barrio Las Independencias I de la Comuna 13 de Medellín y te encuentras no solo con el colorido de las pinturas y grafitis que dan cuenta de una historia de transformación que va de la guerra a la paz, sino con cientos de rostros amables que te saludan y cuentan la historia de lucha y resistencia de sus pobladores. Gentes humildes que llegaron desde hace décadas a ese territorio para quedarse y para hacer frente a la pobreza, a la violencia de los grupos armados y a un Estado que se acordó de ellos demasiado tarde.

Bienvenidos a Coffee shop

Te parece que aún no has caminado nada y ya la cuesta cobra tus primeros suspiros, justo allí, en la esquina del “reversadero” de los carros, al lado derecho, antes que la calle desaparezca y te enfrentes a las empinadas escalas, Lía y Jaime te saludan con sus enormes sonrisas y sus ojos entusiastas: “Bienvenidos a Coffee shop”, dicen. E inmediatamente caes en la cuenta de que has llegado a un sitio influenciado por el turismo. El lugar te invita a sentarte y probar un café, tiene una estética colorida y cuidada que bien podría ser de un negocio en un barrio de clase media o alta, y el aroma a café recién molido delata la calidad excelsa de un café de exportación, de esos que la mayoría de los colombianos no han probado nunca, pues fuimos criados a punta de pasilla.

Lo cierto es que ni Lía ni Jaime han pensado nunca que ese café sea solo para los turistas. Su empuje les ha llevado a probar diversas iniciativas productivas y en todas han puesto el mismo empeño estético e innovador. Comenzaron años atrás con un carrito de comidas rápidas mucho antes de la construcción de las escaleras eléctricas. El propio Jaime, mecánico industrial de 36 años, diseñó y construyó su carrito, y Lía, madre de dos niñas de 7 y 8 años, el menú. “Las papitas con todo fueron un éxito, cuenta Lía, la gente hacía fila y al final no dábamos abasto y hasta hacíamos domicilios”. Pero el dolor en las manos de Lía y el poco tiempo que les quedaba para compartir con sus hijas y como pareja los hicieron desistir después de cinco años.

Para entonces, ya otros se habían animado a “sacar cositas para vender”, casi siempre en las noches y los fines de semana, una actividad que aporta a la economía de las familias y también al esparcimiento y la vida social de toda la comunidad.

Nunca le habíamos estorbado a nadie”

Cuenta Fabio, uno de los que continuaron con la tradición de las comidas rápidas los fines de semana y el Presidente de ASOVENELEC 13, la Asociación de Venteros Ambulantes de las Escaleras Eléctricas de la Comuna 13, recién conformada. “Pero al ver que, con el crecimiento del turismo estaba llegando tanta gente a la Comuna, muchos otros se animaron a salir, y ahora, dizque somos un obstáculo”.

Fabio se ubica justo al comenzar el primero de seis tramos de escaleras eléctricas, que constituyen un proyecto bandera de la Medellín innovadora, famoso por sus estrategias de inclusión social. Este fue construido, “supuestamente -según Fabio-, para garantizar la movilidad de las personas discapacitadas y de la tercera edad y para que la comunidad tuviera espacios de reunión y capacitación”. El proyecto, inaugurado en 2011, además de las escaleras, cuenta con unos salones comunitarios y es administrado por Terminales Medellín.

IMG-20180130-WA0007

Más de 15 mil turistas solo en diciembre

Al lado de Fabio, por las noches te puedes encontrar con don Orlando, que vende arepas, y en el día con Sebas y su tienda de souvenirs y sus famosas cremas de mango biche, una delicia de helado a la colombiana que ya se promociona en todas las guías de turismo que invitan a visitar la Comuna 13.

“Solo en diciembre nos vendimos casi 11000 cremas”, cuenta Sebas, lo que comprueba el auge del turismo en el sector y el éxito de las ventas, pues de ahí para arriba, tramo a tramo, puedes ver cómo el número de venteros se incrementa con Alejandro y sus churros, Farid y las papitas, y un sinnúmero de cosas para satisfacer los gustos de locales y extranjeros hasta encontrarte en el último tramo con los bailarines de break dance, con los mecaticos de doña Reina, las artesanías del grupo de “las berracas de la 13” y otros tantos (son 30 en total) que venden empanadas, caribañolas y otras delicias a lo largo del viaducto.

Todos ellos, nacidos en el seno de la comunidad, comparten con los visitantes sus historias, su alegría y entusiasmo por la vida. No obstante, desde hace unos meses, funcionarios de la Secretaria de Espacio Público de Medellín dicen tener algunas “quejas” de personas que aducen que los venteros obstaculizan el acceso a las escaleras eléctricas y, sobre todo, que “afean” el espacio por el que transitan a diario los cientos de turistas venidos de todo el mundo y que probablemente tengan que irse por no tener permiso.

Pero, en reiteradas ocasiones, venteros, como Paola, lideresa del grupo de mujeres, han solicitado el permiso para trabajar como vendedores estacionarios y la misma Secretaría de espacio público les ha respondido que ese tipo de permisos están “congelados” en Medellín, desde el año 2011.

Así las cosas, se han visto en la necesidad de organizarse y enviar un derecho de petición que responda cuanto antes a su solicitud de permiso y a establecer acciones que salvaguarden su derecho al trabajo y su derecho a gozar de un espacio público, que fue concebido, antes que nada, para el disfrute y el mejoramiento de las condiciones de vida de la comunidad.

Y exigen de los funcionarios públicos “que antes de amedrentar a la comunidad trabajadora, se preocupen, por ejemplo, de garantizarle el uso de los baños públicos a los visitantes y velar porque los espacios comunitarios se utilicen con fines comunitarios y a cuidarlos de amenazas que trae consigo el turismo, y que ya asoman al sector, como la explotación sexual infantil”.

IMG-20180130-WA0006

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s