La niñez palestina en la mira del ejército sionista

El rambo sionista contra el niño palestino fracturado-diario publico
Foto: Tomada de st-listas.20minutos.es

Por Álvaro Lopera

El reciente caso de Ahed Tamimi, joven palestina de 16 años, detenida el 19 de diciembre pasado y acusada de abofetear a un soldado israelí al haberse enterado de que su primo había sido baleado en la cabeza, se ha convertido en un caso emblemático de la resistencia palestina a la ocupación. Se halla en una prisión militar de Israel y corre el riesgo de ser condenada a diez años de cárcel pues se le acusa de 15 cargos, entre los que se encuentran “el agravante de agresión a un soldado, amenazar a un soldado, impedir a los soldados llevar a cabo sus tareas, incitar y perturbar la paz pública y lanzar piedras”. “Crímenes” que no se le pueden permitir a los colonizados por la potencia israelí.

Lo grotesco en escena

Este caso se dio en el marco de las protestas palestinas contra el reconocimiento de Jerusalén como capital de Israel por parte del gobierno de Donald Trump. Desde el 6 de diciembre, día en el cual Trump, violando todas los decisiones y acuerdos internacionales en el seno de la ONU, aprobó trasladar la embajada norteamericana a Jerusalén, se está protestando en la zona de Gaza y Cisjordania con resultados terribles: 2.769 palestinos heridos y la muerte de cerca de dos decenas de jóvenes, de acuerdo con el portal de derechos humanos Addameer (addameer.org/es). Y Ahmed estuvo ahí, como ha estado toda la juventud y la niñez palestina, con las piedras y las hondas en la mano como única arma de defensa y ataque, cuando al otro lado se encuentra un ejército armado hasta los dientes con la última tecnología militar y disparando a mansalva.

Para vislumbrar el estado de paroxismo de la prensa e intelectualidad israelí, de derecha e “izquierda”, no es sino que revisemos atentamente las palabras del periodista Ben Caspit escritas en el periódico Maariv, según informó el portal rebelión del 18 de enero: “No hay estómago que no se vuelva cuando se presencia este vídeo (habla del video que se viralizó en las redes sociales donde se mostraba el cacheteo que le hizo Ahed al soldado)… En el caso de las chicas, deberíamos hacerles pagar un precio en otra ocasión, en la oscuridad, sin testigos ni cámaras”.

Algo tan simple como una repulsa o una cachetada, el colonizador lo convierte en una humillación y se vale de ello para que esta chica sea llevada a un tribunal militar que exhibe un índice de condenas del 99.7% –según el mismo portal– contra el pueblo palestino.

La suma de las agresiones

Según la organización Defense Children International-Palestine (Dcip) (dci-palestine.org), los soldados o policías israelíes fueron responsables de la muerte de 31 menores de edad en 2015; 35 en 2016 y 14 en 2017, solamente en Cisjordania. También informa que desde el año 2000 hasta 2016, el ejército israelí había asesinado cerca de 1977 niños palestinos, y lo peor es que la prensa israelí acusa de ello a los padres de familia árabes dizque por ser laxos en el control de sus hijos, como si la lucha contra la opresión pudiera detenerse en el seno de la familia.

Para la organización de derechos humanos Addameer, aproximadamente 700 menores palestinos de Cisjordania “son procesados cada año en los tribunales militares israelíes tras ser arrestados, interrogados y retenidos por el ejército israelí”.

Addameer detalla que “el cargo más común impuesto contra los niños es el lanzamiento de piedras, un delito que en la legislación militar se castiga con hasta 20 años de prisión”. También estima que “desde el año 2000, más de 8 mil niños palestinos han sido arrestados” por cuerpos de seguridad israelíes. Las autoridades palestinas calculan que son al menos 10 mil. La misma organización afirmó en su portal que en solo 2017 el ejército israelí tomó prisioneros a 7.000 palestinos. Toda una desproporción respecto de la población total de 4.015.000 habitantes en la región de Cisjordania y Gaza, según el portal sciencedirect.com

A finales de diciembre pasado, comunica el portal palestinalibre.org, la Comisión Palestina de Detenidos y ExDetenidos denunció que las fuerzas israelíes en los últimos meses realizaron “detenciones masivas” y que el 95% de los nuevos presos palestinos eran jóvenes. En la actualidad, los presos políticos suman 7 mil, de los cuales entre 300 y 400 son niños y adolescentes.

Historia para no dormir

El Premio Nobel de Paz, y posterior asesinado, Isaac Rabin, cuando era ministro de defensa, en el marco del alzamiento de la niñez y la juventud de 1987, conocido como ‘La Intifada’, ordenó expresamente que si capturaban a cualquier niño no lo detuvieran sino que le fracturaran las manos, pues así terminarían con un potencial agresor y evitaban que al salir de la cárcel siguiera lanzándole piedras al “glorioso” ejército sionista. Pues bien, este cuerpo lo llevó a efecto de una manera terrible: cogían a los niños, les tapaban las cabezas, les ponían las manos contra una roca y con una piedra le partían, uno a uno, los huesos. Ello está narrado en el libro ‘La historia oculta del sionismo’, de Ralph Schoenman.

Existe otra figura sionista macabra: ‘La detención administrativa’, la cual consiste en que una persona puede ser arrestada por un militar de cualquier rango, basándose en una supuesta información secreta; por simple sospecha de haber cometido un delito, o porque el militar simplemente lo quiera, éste, sin fijarse en la edad, puede detenerla; los niños también sufren este encarcelamiento, el cual puede conllevar a muchos años de prisión preventiva sin cargo alguno y sin que ningún abogado pueda atender al preso, generando, aparte de los daños físicos ocasionados por las torturas, una secuela de enfermedades mentales. Toda una atmósfera kafkiana.

Ha habido múltiples resoluciones de la ONU contra Israel, incluido el Comité contra la Tortura, además de otras que recurrentemente han sido vetadas por Estados Unidos en el seno del Consejo de Seguridad, sin lograr que este país reverse sus prácticas criminales. ¿Sirve entonces para algo la ONU?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s