Muchas palabras pocos actos – “Juro a Dios y prometo al pueblo cumplir fielmente la Constitución…..”.

muchas palabras pocos actos
lustración: Raúl zuleta

Por: Betty Ciro

Esas son las palabras pronunciadas por los alcaldes al momento de posesionarse. El alcalde de Bello parece no recordarlo porque cada día que pasa se demuestra que él, sus funcionarios y la gran mayoría de los concejales pasan por encima de las leyes del Estado que dicen representar y defender.

Esto es lo que ha sucedido con la Sentencia Nº 116 del 25 de mayo de 2017 del Tribunal Administrativo de Antioquia, que declaró la invalidez del Acuerdo Número 014 del 07 de agosto de 2015, que no ha sido acatado por el Alcalde y el Concejo de Bello. No han ordenado que cesen las obras iniciadas bajo el cobijo de este Acuerdo.

A la sombra de éste se dictaron normas para promover la construcción de vivienda de interés social y prioritario y ajustar el Plan de Ordenamiento Territorial. Esto lo hizo el Concejo, según lo dice el propio Acuerdo, atendiendo las directrices del Plan Nacional de Desarrollo 2014-2018 que contempla “acciones como la habilitación de más suelo para superar el déficit cuantitativo de vivienda en el país”. Sin embargo, lo que pudo establecer el Tribunal Administrativo de Antioquia fue que, tanto el Concejo como el Alcalde de Bello, violaron el Artículo 91 de la Ley 1753 de 2015 (Plan de Desarrollo) “al incorporar suelo rural, suelo suburbano y suelo de expansión urbana requeridos para el desarrollo y construcción de vivienda de interés social y vivienda de interés prioritario”.

A pesar de justificar en el Acuerdo 014 que se cumplía con lo establecido en el Plan de Desarrollo en cuanto a que los suelos incorporados poseen disponibilidad inmediata de prestación de servicios públicos e igualmente tienen garantizada su conexión y articulación con los sistemas de movilidad existentes, al parecer, en el afán de continuar con la construcción de edificios en el municipio, no terminaron de estudiar los requisitos que deben llenar los suelos que se anexarían a la zona urbana para la construcción de viviendas. Pues el literal c del Artículo 91 dice que los predios no podrán colindar ni estar ubicados al interior de áreas de conservación y protección ambiental y esto no se tuvo en cuenta en el Acuerdo.

El Concejo y el Alcalde pasaron por encima del propio POT

Corantioquia, en un oficio del 10 de noviembre de 2015, realizó un análisis de cada una de las zonas incorporadas al perímetro urbano: París -Los Sauces, Tierradentro, Niquía y Amazonía y concluyó que “la totalidad del Predio ZR2 Tierradentro, y parte de los predios identificados como suelo de protección de los otros tres (3) polígonos, no podrían quedar incluidos en el Acuerdo 014 de 2015, así como tampoco incorporados al perímetro urbano”.

Del lote ubicado en Tierradentro, dice el informe que “constituye suelo de protección según los artículos 17 y 19 del POT de Bello” y, agrega, que además dicho lote se localiza en zona de conservación ambiental y en zona de recuperación ambiental, definidas en los artículos 289, 299 y 300 del POT, y en ambas zonas se encuentra prohibido el uso residencial. De las cuatro zonas incorporadas para la construcción de vivienda, ésta, la de Tierradentro, es la única que en el momento no posee licencia y por lo tanto allí no se han iniciado obras, pero en las otras tres zonas avanzan los trabajos como si no existiera ni el concepto de Corantioquia como autoridad ambiental ni la Sentencia del Tribunal Administrativo de Antioquia.

La ambición no tiene límites

Por medio del Acuerdo 014 se pretendía utilizar 559.000 metros cuadrados de zona rural para construir 23.000 viviendas, el 20% de ellas de interés prioritario como lo ordena la Ley, otro porcentaje de viviendas de interés social y otras modalidades de vivienda.

El objetivo del gobierno al apostarle a la construcción de vivienda es “dar acceso a los colombianos a viviendas dignas […] para continuar bajando los índices de pobreza en el país”. Valdría la pena preguntarse qué tan dignas son las viviendas de interés prioritario que, según el Acuerdo 014 de 2015, tendrán un área mínima de 39 metros cuadrados, las viviendas de interés social tendrán 54 metros cuadrados y las otras modalidades de vivienda, 58 metros cuadrados.

De lo que sí no queda duda es que todas las nuevas viviendas que se están construyendo en Bello, así sean unos palomares, como el argot popular, tendrán que pagar el impuesto predial y los nuevos habitantes todos los impuestos municipales incluido el nuevo al consumo del celular que empezará a regir en este mes. Esto, por supuesto, sin contar con la contribución que por dicho acuerdo deben hacer los urbanizadores y que al parecer en Bello no se le está dando un buen uso: ¿o será que no ha entrado a las arcas del municipio?

¿Dónde está el dinero?

Es que los bellanitas no se explican cómo crecen y crecen los edificios, pero el presupuesto de Bello cada vez se agota más pronto y las vigencias futuras están comprometidas en un mayor porcentaje. Como ejemplo citemos que la finalización del año 2017 fue bastante crítica, pues a un mes de terminarse el año ya no había ni con qué reparar los daños en el sistema para adelantar las labores diarias en la Secretaría de Educación. Efectivamente, los trabajadores de esta Secretaría estuvieron varias semanas sin poder desempeñar sus funciones y los usuarios perjudicados. Por el mismo motivo, falta de presupuesto, fueron despedidos más de cien trabajadores entre vigilantes y aseadores que se desempeñaban en las Instituciones Educativas, y los estudiantes y los docentes fueron obligados a asumir estos roles. Al cierre de esta edición, aún no han sido nombrados la totalidad de estos trabajadores

Lo que tuvo bien presente el Acuerdo 014 de 2015 fue el incentivo por pago anticipado de obligación urbanística, que consiste en convertirse en acreedor de un incremento del índice de construcción de medio punto si paga o elabora un compromiso de pago de la obligación en el momento en que le otorgan la licencia. ¿Será que los urbanizadores, en el caso que nos ocupa, pagaron anticipadamente?

En la misma Sentencia del Tribunal en contra de las actuaciones irregulares del Alcalde y el Concejo, se emitió copia a la Procuraduría y a la Fiscalía para que realicen investigaciones disciplinarias y penales contra los anteriores.

Los bellanitas entendemos que la Justicia cojea pero también esperamos que no se venga caminando para que alguna vez la veamos en el municipio.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s