Medellín en la vitrina

Imagen: Juan Salgado

Por Rubén Darío Zapata

Hace poco, buscando empleo, una amiga se topó con una convocatoria para un comunicador o comunicadora en la ciudad de Medellín. Lo primero que le sorprendió fue que la convocatoria pedía experiencia en ventas y al principio no se veía muy bien qué tenía que ver esto con la comunicación, pero pronto lo comprendió: la idea era fijar sus funciones y, por tanto, su salario, como vendedor: un millón de pesos. Esa es la realidad para muchos profesionales hoy en Medellín, la ciudad innovadora y la que dispone de una serie de programas institucionales para promover el emprendimiento. No es extraño encontrar convocatorias para periodistas de tiempo completo, a los que se les exige como mínimo cuatro años de experiencia, por un salario de $850.000.

Un amigo ingeniero que se pensionó hace cinco años no pudo dejar de trabajar nunca, pues había cometido el error de pasarse para un fondo privado de pensiones sin reparar en el momento, engañado por el discurso de los asesores del fondo, en que el monto de su pensión iba a depender de su ahorro pensional. Al final, su pensión no superó el millón de pesos; por fortuna, la empresa, que era pequeña y había logrado consolidarse gracias al trabajo del amigo, le ofreció seguir vinculado como asesor, de tal forma que tenía que cumplir en el mes con tres reuniones de todo el día, y obtenía una contraprestación de $800.000 para completar un poco su salario. Pero la fortuna se acabó en el momento en que la ingeniera de la empresa renunció porque no pudo aguantar más con un salario de $1.300.000 (que es hoy el promedio en el mercado). Al amigo le dijeron entonces que no podían sostenerle más la asesoría y que la opción que le daban era tomar el cargo que la ingeniera había dejado vacante, por un salario que no superaba el $1.500.000. Aunque el amigo ya tiene 65 años y no sabe si pueda aguantar 40 horas de trabajo semanales, está considerando seriamente la opción, pues es un hecho que con el millón de pesos que recibe mensualmente como pensión no podrá sobrevivir.

La situación no es mejor para quienes no son profesionales o apenas son técnicos. Al parecer, la estrategia de las empresas que hoy se dedican al mercado turístico es la de enrolar practicantes y renovarlos permanentemente. Camila González, por ejemplo, se graduó hace 3 años en una técnica de hotelería y turismo. Hizo sus prácticas en un prestigioso hotel de la ciudad, pero, aunque obtuvo muy buena calificación, no fue contratada cuando terminó, la remplazó otra practicante de la misma institución, quien tampoco fue contratada al final del proceso. “Desde entonces, dice Camila, yo solo he trabajado por pequeñas temporadas, cuando necesitan un remplazo o cuando hay mucho turista”. Algo similar le ocurrió a Esteban Cano, quien realizó una técnica y se graduó de chef en el SENA. Al ver que sus jefes estaban tan contentos con su trabajo no dudó ni por un momento que cuando terminara sus prácticas lo iban a contratar; pero no fue así, otro practicante vino a ocupar su lugar.

Según la más reciente encuesta del DANE, el desempleo en Colombia, en el orden nacional, alcanzó en mayo el 10.5% de la población económicamente activa. No obstante, considerando solo las 13 principales ciudades y áreas metropolitanas, el índice fue del 11.2%. En general, el desempleo aumentó en el país, durante el último año, casi un punto porcentual, lo cual revela un comportamiento dramático de la economía, que afecta sobre todo a las familias que viven de sus salarios. Y aunque Medellín no aparece como la ciudad de mayor desempleo tampoco se destaca por una mayor generación de empleo que avale toda su apuesta en innovación y emprendimiento. De hecho, para el mes de mayo, el desempleo en Medellín había alcanzado el 13.5%, muy por encima del promedio nacional.

Aun así, Medellín se sigue vendiendo para sus propios ciudadanos y para el extranjero como una ciudad milagro. Este año inauguró el centro para el desarrollo de la cuarta revolución industrial para la región de América Latina y recientemente obtuvo el premio internacional Ashden, una organización londinense que promueve el desarrollo de energías sostenibles, por sus corredores verdes (18 trayectos naturales en vías y 12 más en retiros de quebrada). El reconocimiento supuestamente premia a los pioneros de la energía sostenible en el mundo y a quienes están liderando estrategias que reduzcan las emisiones de carbono. Lo extraño es que la ciudad reciba este reconocimiento apenas pocos meses después de superada la emergencia ambiental por los altos índices de contaminación que se han hecho ya parte del paisaje para los medellinenses: es un hecho que Medellín figura entre las ciudades más contaminadas del planeta y que las estrategias emprendidas por las sucesivas administraciones para resolver el problema se han reducido a la implementación de un pico y placa drástico para la circulación de vehículos, sin ninguna medida seria que toque a las grandes concesionarias de vehículos ni a las fábricas más contaminantes.

Por ahora Medellín acaba de estar en la vitrina mundial como la anfitriona de la asamblea número 49 de la OEA. Y mientras transcurrió dicho evento fueron retirados a la fuerza de las calles la muchedumbre de indigentes que han hecho de estas su hogar y los vendedores ambulantes que, a falta de empleo, se rebuscan la subsistencia diariamente en las calles (en 2018, según un informe de la Escuela Nacional Sindical de abril 30 de 2019, el 44% de los más de 22 millones de ocupados, en el país, esto es, 9.791.000 trabajadores, lo hacían por cuenta propia). Una vez terminado el evento, las calles volvieron a estar atestadas de indigentes y rebuscadores.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s