¡Los hijos del maíz!


‘De maíz amarillo y de maíz blanco se hizo su carne…’

Por Darío González Arbeláez

Según los antiguos mayas, ‘somos hijos del maíz’, no del barro, como afirmó la tradición semita; atestigua el Popol Vuh o ‘Libro de la Comunidad’: “[…] De maíz amarillo y de maíz blanco se hizo su carne; de masa de maíz se hicieron los brazos y las piernas del hombre. Únicamente masa de maíz entró en la carne de nuestros padres…”.  Tal origen resulta reafirmado por el privilegiado lugar que ocupa el maíz en la dieta y costumbres de todos los pueblos americanos y, sobre todo, en el hecho de que con el solo grano de una mazorca se puede sembrar toda la tierra.

Semejante certeza inspiró en 1991 a Soraya Cataño a componer la comparsa “¡Hijos del maíz!”, que seguramente hubiera estrenado en Castilla y en su natal 12 de Octubre: inundando las calles de colores, música, zanqueros, alegría y, cómo no, de dioses y leyendas de Nuestra América… Si los asesinos no se hubieran adelantado.

El 13 de diciembre de 1991, Soraya fue raptada junto con Omar A. Gutiérrez, a la salida del barrio Moravia; ambos fueron encontrados muertos dos días después, 15 de diciembre, en el río Medellín.  Su asesinato resultaba un mensaje para el movimiento artístico y cultural con presencia en los barrios de la ciudad; así como un golpe mortal para ‘La gallada de la 69’, grupo de amigos y amigas de Soraya. Luego del asesinato de ‘La flaca’, como solían llamarla, el grupo se desintegró, dejando tras de sí todos sus sueños de revolución, de grupos juveniles y de acciones artísticas y lúdicas en las calles de la Comuna 6 de Medellín.

No obstante, dicen que con un mero grano de mazorca se puede volver a sembrar la tierra… así, en 1996, cinco años después del asesinato de Soraya, los jóvenes, niños y niñas que jugaron con ella en las tomas lúdicas organizadas por La gallada de la 69, los que participaron de las comparsas o que simplemente corrieron tras ellas cuando pasaban frente a su casa, se dieron cita para rendirle un homenaje a ‘La flaca Soraya’, a la vecina de 23 años que le encantaba jugar, a la estudiante de teatro de la UdeA que tanto les había enseñado.

Cuenta Jessica Cano en su artículo Comparsa Luna Sol: 20 años siendo payasos, pero en serio, que “[…] se convocó a los habitantes [del] Doce de Octubre para rendir un homenaje a Soraya Cataño.  Se les enseñó lo básico en danza, música y todo lo necesario para hacer un desfile.  El 6 de noviembre […] despegó por toda la Carrera 80 un carnaval de alegría, que disimulaba la nostalgia producida por la pérdida de esta mujer, a quien no le volverían a ver sus ojos lúcidos”.

De dicho homenaje nació la comparsa Luna-Sora, hoy Luna-Sol; ‘Luna’ en memoria del último personaje representado por Soraya en el desfile de Mitos y Leyendas del 91, días antes de su asesinato.

‘Únicamente masa de maíz entró en la carne de nuestros padres…’

“La historia de Soraya es la historia de la juventud del 80, que soñó con la revolución, que encontró en el hacer artístico la forma de comprometerse con el cambio; la misma que vio en el arte y la lúdica el camino para transformar las realidades de los barrios empobrecidos, y no solo los de ladera de Medellín; también los de las demás ciudades del país. Es cierto que muchos jóvenes fueron desaparecidos, exiliados, asesinados o solo desertaron, pero la mayoría supo regar los territorios periféricos con sus granos”. A esta conclusión llegaba Sebastián Pérez, sociólogo y realizador audiovisual, después de terminar su tesis “¡A luchar! y ¡El Frente popular!, una esperanza en el vacío…”, con la cual optaba por el título de sociólogo de la UdeA en 2015.

Sin embargo, Sebastián no quería que su investigación concluyera allí, en los anaqueles de la universidad. Quería que las voces encontradas, las apuestas descubiertas y las historias de fraternidad y camaradería develadas con su investigación, trascendieran el escenario de la biblioteca, que pudieran llegar incluso a los mismos territorios donde hoy se cosecha la siembra del maíz que plantaron los inconformes del 80.

De modo que, sirviéndose de su experiencia como realizador audiovisual, se propuso dar cuenta de los sueños de esa juventud que quiso cambiar el mundo a través del Punk, el Metal, las comparsas, el teatro, la poesía, los juegos callejeros y el compartir alrededor de un fogón de leña, de una grabadora de casetes, de una guitarra. Pero qué voz enunciaría ese ‘inventario de sueños’ con el mismo ímpetu y el mismo tono del veinteañero; si el timbre de los sobrevivientes es añorante, derrotista, adulto.

En la búsqueda de la voz narradora, recordó una tarde en la universidad, conversaba con su compañera de carrera, Natalia Marín; y en medio de la charla surgió la pregunta por el nombre de la comparsa a la que ella pertenecía: “Luna-Sol, es un homenaje a Soraya Cataño…”.  ¡Soraya!, esa era la respuesta, ella sería la narradora de la historia, qué mejor voz para contar un sueño que la voz de quien se sacrificó en su búsqueda.

El primer paso, cuenta Sebastián, fue escribir el proyecto, el cual resultó ganador de la Convocatoria de Estímulos para el Arte y la Cultura 2018, de la Alcaldía de Medellín.  El segundo, invitar a Natalia Marín a liderar el equipo investigador, pues necesitaba reconstruir la historia de Soraya y contactar a toda La gallada de la 69. El tercero, siete meses de visitas, entrevistas y búsqueda de archivo.

Y, finalmente, el martes 13 de noviembre, se estrenó en la Casa Cultural la Chispa, el corto documental: “Los hijos del maíz”, que cuenta la historia de Soraya Cataño.

Empero, concluye Sebastián, la historia no termina ahí, ahora el propósito es que ‘Los hijos del maíz’ devenga en largometraje, que cuente la historia de La gallada de la 69, y “esperamos tenerlo listo en 2021, cuando se conmemoran los 30 años del asesinato de Soraya”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s