El planeado genocidio de los indígenas del Cauca

Álvaro Lopera

El día 29 de octubre en las horas de la tarde, cuando la guardia indígena se encontraba realizando el ejercicio de control territorial en el sector de la Luz, Resguardo Indígena de Tacueyó, Norte del Cauca, llegó un vehículo con hombres armados que asesinaron a la joven gobernadora indígena y trabajadora social, Cristina Bautista Taquinas, y a cuatro guardias más.

Cristina, la gobernadora asesinada, Foto: CRIC

Posteriormente llegaron varios vehículos con más de una decena de hombres que, violando flagrantemente el Derecho Internacional Humanitario, le disparararon al equipo médico, a la ambulancia, a guardia indígena y a población civil que pretendían llegar donde estaban seis guardias heridos y los cadáveres respectivos.

Los hechos

Yoly Astrid, comunera nasa de Tacueyó, afirmó que ellos fueron fusilados y que la columna Dagoberto Ramos, disidencia de las Farc, fue quien lo hizo: “Sí, fueron ellos. Desde el 2 de agosto de este año empezaron con la campaña de asesinatos de guardias, jóvenes y alguaciles. Permanentemente entran y salen del territorio armados y, sin respetar controles o autoridades indígenas, hacen lo que quieren y de vez en cuando le disparan a la guardia en los puntos de control al sobrepasarla velozmente en sus grandes carros. Llueven también amenazas con panfletos en donde dicen que no respetarán a nadie que les afecte sus intereses”.

No es el único brazo armado que ha actuado contra ellos: “El cartel de Sinaloa también nos ha amenazado; si algún líder orienta que la marihuana no debe ser sembrada o que esos grupos armados deben ser sacados de los territorios, lo declaran objetivo militar”. Yoly se queja de la gran impunidad que disfrutan los criminales, pues “el Ejército está en los territorios, en medio de la población y se le ve actuar como si nada importara, y, además, el 30 de octubre asesinó a un comunero de Corinto”. Y pone un ejemplo: “A un carro que quedó atravesado después de la masacre y que le habían puesto explosivos, lo explotaron 1 de noviembre, y el Ejército está allí mismito y no hizo nada. Este tiene presencia en los cerros, nunca se ha ido, pero cuida más los recursos, las riquezas, como el agua y la minería, que a la misma población indígena”.

Y contó una anécdota que pone arrozuda la piel: “El ejército tiene tres tanquetas en Toribío y está desplegado por todo este lado de los territorios. ¿Cómo se explica, entonces, que el 31 de octubre las bandas armadas se enteraron de una señora que transportaba ayudas para los guardias y empezaron a perseguirla para atraparla sin que nadie le saliera a su paso? Si las autoridades indígenas no la hubieran sacado, la hubieran asesinado”.

Afectación del tejido social

El territorio lentamente ha sido penetrado por miles de personas -más de ocho mil según Yoly- de otros departamentos, que llegan con dinero, alquilan terrenos que utilizan para sembrar marihuana con gente que traen, pero también contratan jornaleros indígenas. Otros simplemente llegan a comprar la yerba. Asimismo, de acuerdo a su versión, muchos comuneros siembran la marihuana ante la falta de alternativas para sembrar y comercializar productos agrícolas tradicionales por los altos costos de las semillas y del transporte y se la venden a los externos que son quienes verdaderamente se enriquecen. “Si usted viene a Tacueyó observa que el movimiento de personas y carros es muy alto: esto parece una ciudad, en donde nosotros parecemos los extraños”. Lo anterior ha ido rompiendo la unidad y el apoyo a las medidas de control territorial de las autoridades.

Acciones de la autoridad indígena

Cristina se había pronunciado acerca del miedo y la muerte. Yoly contó que, en el marco de una ceremonia fúnebre, dijo: “Rechazo las muertes de los guardias, las mismas que no podemos seguir permitiendo”. Después, añadió: “Si hablamos, nos matan. Si no hablamos, también nos matan, así que hablemos. Tenemos que hacer conciencia, porque si no hacemos conciencia y se acaba lo humano de la gente, estamos condenados a morirnos en medio de esta guerra”.

Llamaba pues a la acción, a no dejarse llevar por la tristeza y la cobardía. Cuenta Yoly que no soportaba lo que estaba sucediendo: “Su posición, como mujer lideresa de procesos, fue contundente, pues no admitía más, como persona y autoridad, la amenaza o la muerte de ningún guardia, al punto de ofrecer su vida para evitar esto. Ya no quería ver más dolor”. Más adelante agrega: “En esos encuentros de gran duelo suplicaba que ganáramos conciencia porque la población indígena está poniendo el combustible para que esa gente se fortalezca”.

Era pues la muerte, el desgarramiento social y la migración que empieza a ser grande, lo que abrumaba a Cristina. Días antes de su asesinato, se expresó de una manera conciliadora: “Si me están oyendo –se refería a los grupos armados- los invito a que hagamos la paz, a que dialoguemos”.

Las medidas del gobierno

En el comunicado del CRIC, difundido el mismo día del asesinato, se le exigía a Iván Duque garantías al derecho a la vida y a la integridad física, a los derechos de los pueblos y de las autoridades indígenas. Al resto de instituciones estatales les exigía cumplir con su papel de investigación, de alertas tempranas y castigo de los responsables.

La respuesta de Duque fue viajar a Santander de Quilichao –lugar distinto al de los hechos- el 30 de octubre y hacer un Consejo de Seguridad en donde no participaron las autoridades indígenas, después del cual decidió enviar 2.500 militares más. Solo la representación de la ONU estuvo en Tacueyó.

El CRIC y los cabildos preparan una marcha a Bogotá en donde la exigencia principal es cumplir los acuerdos previos y parar el asesinato de indígenas y líderes sociales. Asimismo, en la asamblea indígena realizada el día 31, se dio un plazo para terminar los sembrados de marihuana en un período no mayor de 6 meses y se prohibió alquilar terrenos a gente ajena a los territorios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s