En Bello, la autoridad la ejercen los ilegales

Por Betty Ciro

En la foto: bandas delincuenciales construyen viviendas, Alcaldía de Bello (cortesía)

Si en algún lugar de Colombia se cumple el postulado de la falta de Estado, es en el municipio de Bello. Son innumerables los hechos que corroboran la anterior afirmación y para los habitantes de este municipio, desde el más humilde hasta el no tanto, es una verdad de perogrullo que, en Bello, los “muchachos” que conforman las bandas lotean las calles, las quebradas, los retiros de las quebradas y cualquier espacio para que allí se construya.

Pero lo increíble no es que las bandas desconozcan las regulaciones de urbanización y espacio público, lo que no se entiende es cómo la Administración Municipal y las empresas de servicios públicos como EPM legalizan dichas construcciones dotándolas de servicios públicos.

A la hora de recorrer algunos lugares, tanto legales como ilegales, para visualizar la urbanización del municipio -no sé hasta qué punto los legales si lo son-, encontramos en el puente que comunica a Niquía con El Mirador un buen derramamiento de agua; el conductor del taxi, además de lamentar que se le va a ensuciar el carro que está recién lavado, corrobora lo que ya se sabía: “Esa agua se está derramando porque instalaron una reducción al tubo madre para robar agua para esas casas que están construyendo”. Son edificaciones de tres y cuatro pisos en la zona que debe ser retiro de la quebrada tal como lo establece el Decreto 193 de 2011, que en su Artículo 54 habla de los 30 metros de retiro que se aplicarán en Bello a todos los cauces hídricos y que “podrán modificarse siempre y cuando se encuentren sustentados en estudios de modelamiento hidrológico e hidráulico para períodos de retorno de cien (100) años, resultados que serán avalados por las autoridades ambientales”.

Inembargables, inalienables e imprescriptibles

El Decreto ya mencionado “por medio el cual se expiden las Normas Específicas para las actuaciones y procesos de urbanización, parcelación y construcción en los suelos urbanos, de expansión y rural del municipio de Bello”, dice que esos terrenos que son los retiros de las quebradas pasan a ser parte de los bienes del municipio. Como tal deben cumplir las características que enuncia la Constitución en su Artículo 63: que no se pueden embargar, ni vender ni adquirir por prescripción.

Igual sucede con los bienes de uso público, los terrenos comunales y los parques que son de propiedad de todos los habitantes. Basta darse una pasada por el barrio Las Araucarias o por Villa Linda o por Rincón del Bosque para cerciorarse que ya no queda un solo espacio público, todo fue loteado y vendido por 7, 8, 10 ó 20 millones de pesos, todo de acuerdo a la ubicación. En cada barrio hay un encargado de vender los lotes: alias Perica, alias El barbao, alias Buty.

En algún momento se presentó en el sitio de las construcciones ilegales una inspectora y ubicó unos cuantos sellos en algunas de las casas; ella que se retiró y de inmediato arrancaron las cintas y todo siguió como si nada pasara. Poco después encontrábamos a la misma inspectora tomando tinto con los “muchachos”.

Se vende la calle para parqueadero

Lo que para algunos habitantes es el colmo del descaro es cómo vendieron ambos lados de la calle ancha de las Araucarias para que los habitantes parqueen el carro. Cuentan que primero cobraban dos mil o tres mil por el parqueadero, pero que luego la orden fue “si quiere parquear debe comprar el parqueadero por tres millones”; efectivamente, se observa al lado y lado de la vía dos palos con una teja o un plástico que representan el parqueadero adquirido.

Pero ¿cómo es posible vender sin título de propiedad? Los terrenos para edificar, los parqueaderos, todo se vende con una compraventa. Este es un documento que por muchos años se ha usado en Colombia para transferir propiedades debido a la carencia de títulos y a la negligencia del Estado para construir una política pública de legalización de muchos predios legítimamente obtenidos. En el caso que nos ocupa, la compraventa es la forma de engañar a las personas prometiéndoles que luego podrán acceder a la escritura, sin embargo, esto nunca sucederá por ser bienes de uso público. Compraventa no es lo mismo que contrato de promesa de compraventa. El contrato de promesa de compraventa es usado para asegurar un negocio de compraventa de un inmueble. En dicho documento debe quedar claramente establecida la fecha, hora y la notaría en la cual se otorgará la escritura pública.

Venden varias veces el mismo lote

Isaura es pensionada con el salario mínimo. Su sueño siempre fue adquirir vivienda propia, pero nunca le alcanzó su salario por las obligaciones: la crianza de los hijos, el estudio. Ella vio como una buena oportunidad la adquisición de un lote, pagó 8 millones por él, esperó un poco mientras recogía con qué levantar unos muros, pero ¡vaya sorpresa¡, al llegar encontró ya una casa construida. Al reclamar a quien le había vendido, la respuesta fue: “No cucha, usted se demoró mucho y la plata no se le devuelve porque eso es la multa por no construir rápido”.

Todo esto lo sabe la Administración Municipal. Llega a tal punto la desfachatez que, si un ciudadano se presenta a cualquier dependencia de la Alcaldía a reclamar por algo, la respuesta de los funcionarios es: “Vaya donde los muchachos, ellos le solucionan más rápido”.

El alcalde tampoco respeta el espacio público

Después de demoler la plaza de mercado y de no ver ningún asomo de la nueva construcción, el alcalde de Bello ubicó en el andén de la calle 49, entre las carreras 49 y 48, unos cubículos de lata para obligar a los comerciantes a que literalmente se cocinen allí con sus frutas y verduras. Es que son unos espacios diminutos, en los que las temperaturas suben infernalmente y en los que el oficio de comerciante es francamente imposible.

Estos comerciantes tradicionales, que representan una gran importancia para la vida de la municipalidad, siguen sin soluciones acordes con el oficio.

3 comentarios en “En Bello, la autoridad la ejercen los ilegales

  1. Cómo ha de ser que en los barrios alejados del parque la policía no le para atención a los usuarios el día 15 de agosto hubo un disparo con un revolver y si llegaron de inmediato pero qué? Pasó por alto porqué ere un mayor de el Ejército, guardaron el revolver eso es una la otra el mayor manejando borracho y? Pregunté qué pasó esto se presenta cada ocho Días, el mayor todo borracho se fué en su carro manejando qué belleza de autoridad si éso se puede decir, bello cómo municipio, lindo lindo, ésto pasa en Av 37 con la 44 B

    Me gusta

  2. Y ni decir de las nuevas edificaciones, cualquier persona adinerada que quiera construir un edificio, paga por la zona verde que pertenece al municipio, y amplía el predio solo porque pagó para que le otorguen la misma zona verde. Esto sucede en el Barrio Cabañas en la cra.58DD
    CON LA CALLE 27A. Un pobre quiere encerrar en reja la misma zona verde que está en frente de su casa para protegerla un poco, y no se lo dejan encerrar. Y ni qué decir con las zonas peatonales. El mismo edificio que menciono, dañó la zoma peatonal que hace algún tiempo había arreglado el municipio, ellos hicieron las escalas al edificio construido, dañando la zona peatonal beneficiándonse ellos obligando a que los peatones caminen por la calle arriesgando la vida sin importar que los peatones con movilidad reducida o al peatón de a pie tengan que andar por la la calle expuestos a que un carro o moto los atropelle.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s