Nuevo impuesto al consumo de celular otro raponazo al bolsillo de los bellanitas

impuesto al celular bello
Foto: http://www.elheraldo.co

Por Betty Ciro

El día amanece y los gallos no cantan porque en la ciudad ya están apagados. Los reemplazó el reloj electrónico, o el celular, el mismo que tiene una emisora, un teléfono, un despertador y muchas cosas más. Este mundo tecnológico lentamente relegó al olvido a los viejos gallos que nos despertaban; escasamente permite bandadas de pericos silvestres que, por fortuna, aún vuelan y cantan por encima de mi casa.

A esa hora, a las 10 de la mañana, como todos los días, allí está Luisa dispuesta, celular en mano, a aprovechar el servicio de “WiFi gratis para la gente”, con la ilusión de que al abrir su correo o su Whatsapp encuentre la citación a una entrevista de trabajo después de todas las hojas de vida que ha repartido.

Es que la familia de Luisa es una de esas centenares de bellanitas que se vieron obligadas a cancelar en su casa la línea de teléfono fijo y el internet por la imposibilidad de continuar pagando dicha cuenta. Su hermano mayor, a cuyo cargo estaba la responsabilidad de pagar los servicios públicos, se quedó sin empleo por recorte de personal en la empresa para la cual laboraba.

Prácticamente desde abril del presente año que fue inaugurado en Bello el programa del Ministerio de las TIC WiFi gratis para la gente, Luisa y muchos bellanitas más aprovechan los 15 puntos en los cuales fue instalado este programa para conectarse y las pocas recargas que le realizan a su celular pregago las usan para llamadas de emergencia o para “hacer perdidas” para que la otra persona les devuelva la llamada.

En la página de la alcaldía de Bello donde publicaron la invitación a la inauguración del programa “Zonas WiFi gratis para la gente” se dice que este es el inicio de la fase de apropiación que “sensibilizará a más de 14.000 personas en Bello con talleres, actividades, eventos y asesorías que tienen como propósito promocionar y apropiar los puntos, logrando formar ciudadanos capaces de utilizar los recursos disponibles a través de la web, como medio de comunicación, información, capacitación y proporcionando de esta manera herramientas para el uso seguro de la tecnología”. 

 Pero la alcaldía no se quedó solo en el fomento a la utilización de la tecnología; 5 meses después de inaugurado este programa presentó un proyecto de Acuerdo al Concejo Municipal con el fin de aplicar el Impuesto al Servicio de Telefonía de Voz y Datos.  Muy obediente, el Concejo Municipal procedió a aprobar lo solicitado.  Así como el 26 de septiembre de 2017 fue aprobado, por 14 de los 19 Concejales, el Acuerdo 014 que crea a partir de enero de 2018 un impuesto al consumo del celular del 2% para la telefonía prepago y una tarifa que va desde el 3,5% al 6% a los planes postpago, de acuerdo al cargo fijo de la factura.

Motivaciones del impuesto

En la exposición de motivos del ya aprobado Acuerdo, que la señora Gloria Montoya Castaño –quien, recordemos, estuvo encargada de la alcaldía mientras duró la detención domiciliaria del alcalde titular César Suárez Mira– firmó junto con el secretario de hacienda, Alberto Zuluaga Pérez, justifica dicho impuesto en el hecho de ser la telefonía móvil celular un servicio público que no está excluido de impuesto y sobre el cual tampoco existe ninguna exención. Sin embargo, estos funcionarios pasan por alto que toda persona ha pagado varios impuestos por tener un celular.  En primer lugar, pagó el IVA del 19% al comprar el equipo. En segundo lugar, en la factura del celular postpago también paga IVA e igual sucede con los celulares prepago.

El cálculo expresado en la misma exposición de motivos del dinero que se recaudará por este nuevo impuesto al año, es la no despreciable suma de $5.687 millones, discriminados así: recaudo anual esperado para usuarios postpago: $4.190 millones, y por recaudo anual esperado para usuarios prepago la suma de $1.497 millones.

También se afirma  que con el dinero obtenido a través de este impuesto se tratará de “dar respuesta a las penurias de la comunidad mediante el incremento del gasto público social y de paso dar cumplimiento al mandato constitucional contenido en el Artículo 350” usando nuevos ingresos diferentes a los tradicionales. Porque, agrega la exposición de motivos, “en los últimos 20 años el crecimiento económico de Bello ha traído un significativo aumento de las necesidades de la población que ha incrementado el déficit fiscal”. Lo que no se explica en la exposición de motivos es cómo se logrará aliviar las penurias de la población si lo que están haciendo es contribuir a aumentarlas al imponer otro impuesto tan regresivo como el IVA, toda vez que se cobrará inclusive a los habitantes más pobres.

Acuerdo 014 de 2017

El artículo tercero del Acuerdo se asegura el pago del impuesto de los usuarios prepago obligando a las empresas prestadoras del servicio a facturar a los distribuidores y comercializadores el impuesto de los usuarios que deberá ser pagado en forma anticipada. O sea, cada vez que recarguen el celular cobran el impuesto.

Pagarán el gravamen los usuarios y/o consumidores de los servicios de telefonía o voz –en cualquiera de sus modalidades (prepago, postpago)– prestados, contratados y/o facturados en el municipio de Bello. Esto se pagará cada vez que se usen las líneas telefónicas en el municipio.

La ley del embudo

 Los habitantes de Bello están cansados de que la administración de esta ciudad utilice permanentemente la excusa del déficit fiscal para aumentar los dineros que engrosan las arcas del municipio, pero que luego no se ven reflejados en obras de beneficio para los mismos pobladores. El renombrado déficit fiscal fue, también, el argumento principal para que el municipio de Bello se negara (caso único en el país) a la aplicación del Artículo 356 de la Reforma Tributaria que ofreció un descuento de hasta el 60% de la rebaja en los intereses por mora de deudas causadas por el no pago de los impuestos prediales a cuáles impuestos se refiere aquí? Es importante ya que ha mencionado ya varios correspondientes a los años 2014 hacia atrás. Cualquier resquicio que deja la Ley la aplica la administración de Bello en contra de la mayoría de los habitantes.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s