Poesía: Julia Pacheco

¡Ah! ¡Que me matan!

imagen-poesia-julian-arango-editada-pequec3b1a
Ilustración por Julián Arango

Sección por Jhonny Zeta.

A nuestras tribus acosadas

Y gritaron las voces escondidas

¡Ah! ¡Que me matan!

Pero nadie las oyó,

Porque el estruendo de voces

Negando haber entregado

Su alma al diablo no cesó,

Al contrario, se formó un eco

simultaneo

Que borró todo asomo de

discernimiento.

Y gritó el Orinoco

Y el Arauca

Y gritó el Amazonas

Y gritaron los llanos

Y la selva

¡Ah! ¡Que me matan!

Pero nadie los oyó.

Y el ritual de la lluvia

Apareció

Y el coro ancestral

recorrió los caminos

Y con sus pies descalzos

Llegó a las calles de

una ciudad incierta

Pero nadie lo vio

Y nadie lo oyó

Porque las voces de los acusadores

Arreciaban

Porque las voces de los “limpios”

Ensordeciendo a la opinión pública

Los acallaron.

Entonces gritaron

los árboles de banano y café

pero la sigatoca y la broca

de los soldados de la guerra

los arrasó.

Y gritó él

Y gritó usted

Y grité yo

Y gritaron las rocas

Y silbó el viento

Y silbó y silbó

Y la opinión pública se desplomó

Y la Historia

-que ya estaba moribunda-

volvió a entreabrir uno de sus ojos

y en ese instante, el ángel de dios

le dio lápiz y papel

y le dictó para que escribiera:

“De polvo y olvido

está hecho el corazón del hombre

pero no el de las rocas

Ellas, unidas al viento

No te dejarán morir

¡Oh Historia!

Y las verdades ocultas se sabrán

Y las mentiras no tendrán escondite

Seguro

Y las muertes de los condenados

Por el silencio y en el silencio

Nunca se enterrarán.

 

Dialéctica amorosa

Conversamos ayer

Sobre la sinceridad

Y yo te dije que alguien dijo

Que hay hombres que solo rostro son

Solo mirada

Pero no te dije

Que tú eras uno de ésos

Que a punta de hablar

Solo con ojos

Terminan desnudándose el alma.

Esa mirada limpia

Ha robado mi tranquilidad

Sobretodo

Porque ha empezado

A derribar el muro

Que me protege.

Julia Pacheco. San Miguel, Santander.

Poemas tomados del libro Sepia para el camino (2002).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s