¿Es el coronavirus el real “enemigo” a vencer?

Ilustración tomada de apuntoenlinea.net

Por Félix Orlando Giraldo Giraldo

El ya famoso coronavirus ha estornudado tan fuerte, que el planeta fue obligado por los centros de Poder mundiales, el Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial, a un aislamiento social preventivo. Pero existen otras enfermedades más letales que este virus, que no desencadenan una pensada, coordinada y dirigida acción política, con la excusa no bien fundamentada en Virología y Epidemiología.

Es tan reiterativa la noticia y en varios momentos del día, caracterizada por informes más mediáticos que científicos: hablan más los gobernantes que los conocedores de la micro y biología viral. Y si lo hacen estos últimos, no son consultados con la rigurosidad y objetividad para dar respuestas claras e integrales (salud pública, políticas sanitarias globales, economía) que desemboquen en acciones equilibradas para no generar comportamientos no muy sanos que conducen a lo opuesto: pánico, expresado por la autoridad sanitaria del mundo, en este caso, la Organización Mundial de la Salud, OMS, o World Health Organization, WHO, por sus siglas en inglés. Pánico en salud, pánico en la economía, pánico en seguridad. La real pandemia se llama pánico.

Existen los llamados virus respiratorios (influenza, parainfluenza, rinovirus, adenovirus, coronavirus) que causan desde la gripa o resfriado común, hasta complicaciones como la neumonía. Los pacientes afectados por coronavirus son asintomáticos (sin síntomas) en un 80%, un 15% presentan síntomas leves y un 5% se complican con una neumonía grave (el pulmón es el órgano diana u objetivo de este virus). El SARS-CoV -2 causa la enfermedad llamada COVID-19.

No escribiré sobre el origen de este virus, sus síntomas, medidas de control, pues creo que son suficientemente conocidas por la población. Daré otros conceptos, quizás no tan conocidos, pues las grandes cadenas noticiosas nacionales e internacionales y las redes sociales omiten tan importante información. Existen otras enfermedades infecciosas muy olvidadas y presentes en otras latitudes, que causan mayor mortalidad, lo mismo que hechos tan reales como la contaminación que igual mata, y mucho.

El COVID-19 y las enfermedades preexistentes como inmunodepresión por cáncer, enfermedades cardiorrespiratorias, metabólicas como la diabetes mellitus, y la hipertensión arterial, han colapsado los sistemas de salud pública de los llamados países desarrollados. Eso ha incrementado falsamente la mortalidad por el coronavirus, pues las estadísticas diarias muestran que este virus es la causa de muerte, cuando en realidad la mortalidad por las enfermedades anotadas, más otras, contribuyen a dicho aumento conjuntamente. Esto conduce a incrementar el pánico y, por ende, a que los gobiernos miembros de la OMS, con sus directrices, impongan en un futuro cercano más medidas restrictivas en la movilidad y mayor tiempo de cuarentena.

Veamos:

El 1 de abril de 2020, según el Instituto Nacional de Salud, INS, de Colombia, se tenían los siguientes datos para el COVID-19: 2 p.m.: 853.000 casos confirmados en el mundo; 1.065 confirmados en Colombia, 17 muertos.

El COVID-19 ha infectado a más de 920.000 personas en todo el mundo y matado a más de 46.000 personas.

Pero también se producen 390 millones de infectados por el virus de la gripe (influenza) cada año. Y cada año mueren hasta 650.000 personas, relacionadas con la gripe estacionaria, producidas por los virus Ay B de la influenza.

Según los datos compilados por la Organización Mundial de la Salud, OMS, el dengue, en la década de los 70s, existía solo en nueve países; ahora es considerado endémico en 128 países y afecta hasta 96 millones de personas anualmente. Además, la OMS añade que la transmisión del dengue ha aumentado considerablemente en zonas urbanas y se ha convertido en un problema de salud pública debido a que más de la mitad de la población mundial está en riesgo de contraer la enfermedad. Para el año 2019, en los primeros meses, en Colombia, el dengue dejó un registro de casos de 6.232, mientras que, en el 2020, por las mismas fechas, según el Instituto Nacional de Salud (INS), ya se han presentado 12.488 casos de esta enfermedad.

En 2018 se presentaron 228 millones de casos por malaria o paludismo, con 405.000 muertes, siendo los niños africanos los más afectados: 272.000. De hecho, el 94% de las muertes se presentan en África.

Por otro lado, la OMS informa que en 2012 unos 7 millones de personas murieron por contaminación ambiental, eufemísticamente llamada mala calidad de aire.

¿No son preocupantes estas cifras, más escalofriantes que el coronavirus?

Según un primer informe chino, los equipos de prueba de virus utilizados en todo el mundo podrían dar aparentemente un resultado positivo falso en algunos casos, es decir, las personas no habrían enfermado del nuevo corona, sino posiblemente de uno de los anteriores virus corona, que forman parte de la epidemia anual (y actual) del resfriado y gripa.

Más del 80% del presupuesto de la OMS son contribuciones privadas o públicas, pero voluntarias, que se concentran en los diferentes países, en la Fundación Bill Gates y en la industria farmacéutica… la OMS, desafortunadamente, está en un proceso de privatización. Está entrando en una situación de conflictos y dejando de tener el rol que jugó siempre, y para la cual fue fundada como árbitro mundial de la salud pública.

Así las cosas, sus últimas declaraciones de pandemia responderían más a intereses políticos y económicos que de salud pública.

Pero el COVID-19 ha generado inmensa solidaridad mundial. Tal vez sea hora de entenderla en su real sentido. Como decía José Martí: “La solidaridad es la ternura de los pueblos”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s