El sistema de salud cubano y el combate integral al Covid-19

Por Jorge Álvarez

Foto: Ernesto Mastrascusa / EFE

El año pasado asistí a una reunión social donde se mencionó el caso de un conocido, quien el primer día de paseo en Cuba, al rodarse por las escaleras del hotel, sufrió un trauma cráneo encefálico. Su recuperación fue asombrosa luego de haber sido hospitalizado durante varias semanas. No paseó, pero salvó su vida. El costo fue asumido por el seguro obligatorio para extranjeros de paso por Cuba. Entre los contertulios, varios de pensamiento neoliberal y fascistoide, uno de ellos comentó: “¡cómo no se va a recuperar si estaba en la mata de la salud!”

Inicio con este relato anecdótico para indicar que las derechas de Colombia saben que el Sistema de Salud de Cuba es uno de los mejores del mundo, a pesar de las precariedades padecidas por la población cubana, debido a la agresividad genocida del Tío Sam que ha bloqueado a Cuba por espacio de sesenta años. Lo saben, pero no lo pueden aceptar públicamente por ser antagónico al sistema económico capitalista que defienden, a pesar de sus horrores.

Covid19 en Cuba

Durante la cuarentena estricta definida para toda la Isla, las personas más propensas a la infección no debían salir de sus hogares y, por ello, brigadas conformadas por jóvenes se hicieron cargo de la distribución de los productos básicos para el sostenimiento de las familias. Además, por la forma en que está organizado el Sistema Nacional de Salud y por el importante número de médicos con que cuenta la nación, las personas confinadas en sus hogares recibieron visitas médicas diarias con el ánimo de atender su estado de salud, procedimiento normal desde hace varias décadas en Cuba.

Por todo ello y básicamente por las prácticas de prevención que les caracteriza, especialmente en el sector salud, han logrado poner freno al número de infectados por el Covid, pues con una población de algo más de once millones de habitantes, el número de contagiados es de solo 3.408, con un saldo de 88 fallecidos (agosto 20), a sabiendas que La Isla es un corredor y centro permanente del turismo internacional. Las medidas tomadas por las autoridades, sumado a la planificación y al tipo de administración en lo que se refiere a prevención permanente, son los factores principales de contención del virus.

Para la misma fecha (agosto 20), algo muy diferente ocurre en Colombia, en donde el número de contagios ya pasó el medio millón y el de fallecidos raya los 16.000. En nuestro país la reacción rabiosa no se hizo esperar, especialmente por los generadores de opinión, cuando salió a la luz pública la carta (de julio 15) del alcalde de Medellín, Daniel Quintero, solicitando a Cuba el envío de una Brigada Médica para atender 600 UCI, pues la ciudad solo cuenta (según la carta) con 118 especialistas en cuidados intensivos; además, con el propósito de atender la pandemia, la ciudad pasó de 332 a 1000 UCI en lo que va corrido de 2020.

El contingente Henry Reeve

La Brigada solicitada hace parte del Contingente Henry Reeve (postulado para el premio Nobel de Paz 2020), creado por Fidel en 2005, el cual se constituye en un ejército de Batas Blancas, ofreciendo solidaridad y salud por todo el planeta, a diferencia de Estados Unidos, que con sus ejércitos invasores somete a los pueblos, para seguir bañando de sangre a la Humanidad, apoderarse de los recursos planetarios e imponer su sistema de injustica.

José Ángel Portal, Ministro de Salud de Cuba, informó al canal Telesur el 27 de julio pasado: “Han sido 44 brigadas ‘Henry Reeve’ y hemos trabajado en 37 países con la participación de más de 3.750 profesionales, de los cuales el 64% son mujeres y se han sumado al resto de los 58 países (donde existe ayuda médica) que también han atendido a más de 79.000 pacientes”.

La estrategia con la que se asume la salud en Cuba -una de las mejores del planeta- es la prevención permanente, universal y gratuita; va de la cuna a la tumba y no solo se asume en el área clínica, farmacéutica u hospitalaria. Su concepción es la de la Salud como un todo, haciendo realidad las palabras de José Martí: “La mejor manera de decir es hacer”, pues allí la Salud Integral (el balance entre los factores físicos, biológicos, emocionales, mentales y sociales) no es solo en el papel, sino también en la práctica cotidiana, con un pueblo que la sabe suya, la siente, la disfruta y la defiende.

Gracias a su guía ideológica, la vocación es el motor de los médicos en Cuba, a diferencia de muchas partes del planeta, incluido Colombia, donde buena parte de los estudiantes escogen la carrera por ánimo de lucro o por prestancia social. Para muchos el juramento de Hipócrates es solo una frase en el papel. Por décadas, en nuestro país la salud ha sido un negocio, en especial para el sector financiero. Se basa en el principio de curar antes que prevenir

Y en Colombia….

Los sectores más retardatarios usan el engaño para tratar de tapar la realidad de miserias e iniquidades que en Colombia nos da en la cara. Muchos caen en la trampa. El propósito es impedir por todos los medios que Cuba sea un ejemplo para las actuales y futuras generaciones. Por ello no reconocen que en nuestro país sí hacen falta médicos y que los actuales padecen los abusos de los contratos basura y la tercerización laboral.

Según el Ministerio de Salud de Colombia, para una población cercana a los 50 millones de habitantes, hasta 2018 había 73.092 profesionales graduados, de los cuales 26% eran especialistas. Por cada 1.000 habitantes en Colombia, hay alrededor de 1,5 médicos (La República – 13 de agosto de 2020)

En cambio, Cuba, con una población de 11 millones de habitantes, cuenta con nueve médicos por cada 1.000 habitantes, más de cien mil médicos activos (Cuba Debate – julio 22 de 2019). Es importante agregar que los dos principales renglones de ingreso de divisas para la economía cubana son el turismo y la venta de servicios de salud.

El capital y sus serviles no aceptan un Nuevo Mundo; al no tener argumentos, solo les queda el engaño y el ataque rabioso.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s