Las Berracas, una red que transforma

Paola Rivas

Por Yheimi Catalina Morales Ceballos

El día que mi hermana me relató que existía una red de apoyo a mujeres de la comuna 13, Las Berracas, me nació un interés por conocer más sobre ellas y le pedí que me contará más. Las 40 mujeres que actualmente hacen parte de esta red, pasaron por la pérdida de algún ser querido, son madres cabezas de hogar, que quedaron devastadas después del golpe que les dio la vida, es precisamente por medio de conferencias, acompañamientos en temas de autoestima, apoyo moral y psicológico que Las Berracas se hacen presentes. Hoy, además, fabrican artesanías como manillas, collares y demás, que venden en un puesto, al final de las Escaleras eléctricas, y así obtienen un pequeño ingreso económico, tan necesario por las condiciones de pobreza en que viven.

Berracas la formaron un grupo de tres amigas en el año 2002: Paola Rivas, Viviana Gutiérrez y Marta Liliana. En medio de ese momento difícil y crítico que se vivió con la Operación Orión, buscaron la manera de ayudar a esas familias que todos los días decían que tenían hambre o que pasaban hasta 3 días sin comer. Empezaron con el apoyo de unas monjas a traer ayuda al barrio de diferentes corporaciones, y se pusieron a vender artesanías en las calles de Medellín. En esa época, dicen, había apoyo de las instituciones con psicólogos y otras personas que pudieran ilustrar sobre asuntos como la paz espiritual; a esas charlas se invitaba a mucha gente: jóvenes, adultos mayores, pero finalmente las que más participaban eran las mujeres.

En 2003 estas mujeres empezaron a ir a las cárceles, unas a hacer labor social, otras por obligación, porque tenían hijos o esposos allá. Lo que las unía era toda la situación tan compleja en que estaban inmersas, no era solo sobrevivir y conseguir comida.

En los últimos 4 años escuché hablar mucho de las famosas Escaleras eléctricas y el grafitour; aunque llevo 22 años viviendo en la comuna, y en la universidad, en las diferentes clases, muchos compañeros hablaban y exponían lo innovador de este proyecto, no había tenido la posibilidad de conocerlo.

Queriendo saber más sobre Las Berracas, un día le dije a mi hermana, una mujer que tuvo que pasar por una situación difícil en su vida y lleva poco tiempo haciendo parte de esta red, que quería saber las historias de vida de todas estas mujeres inspiradoras. El día que iba a conocer a la representante de Las Berracas, ¡por fin!, tuve la grata oportunidad de conocer las Escaleras; todo se removió dentro de mí, hacía muchos años no pasaba por este sector de mi comuna, veía todo muy cambiado, pero también podía ver y analizar un aire de innovación y lucha; casas convertidas en museos, restaurantes, la famosa tienda de las cremas, y muchos negocios más.

Al llegar al final de las Escaleras, después de un recorrido que trajo a mi mente muchos recuerdos, tuve la fortuna de conocer a varias integrantes de la Red de Apoyo, el negocio donde Las Berracas venden sus artesanías y donde mi hermana trabaja algunos días. En ese momento quise que me contara sobre la red que lidera, y sus palabras se centraron en que todas las mujeres partícipes, antes que nada, deben valorarse, saber que son mujeres Berracas, precisamente a esto se refiere el nombre.

Es muy grande la transformación que esta red ha impulsado todas estas mujeres, incluida mi hermana Mónica; ella es una de tantas mujeres que perdió a su compañero por causa de la guerra, cuando su hija solo tenía 7 años, desde entonces ha tenido que enfrentar el mundo y salir adelante sola, buscando sostener lo mejor posible a su hija. Las Berracas ha significado para Mónica un espacio donde ha podido desarrollar habilidades como la cocina, las artesanías, un espacio que le ha ayudado a sanar y despejar su mente; estas actividades para Mónica han sido bastantes significativas y, además, gracias a todo esto se encuentra entusiasmada escribiendo su historia de vida para un libro en el que muchas de estas mujeres, y otras de la comunidad, van a ser protagonistas. De eso se trata Las Berracas, de crear un contexto en que todas estas mujeres puedan sacar lo mejor de sí y superar juntas sus dolores, miedos y dificultades.

De una u otra forma esta red ha aportado un cambio a todas las mujeres que hacen parte de ella. Berracas, además, ha aprovechado el gran turismo que allí se vive actualmente para ingeniarse estrategias económicas de sobrevivencia, innovar, crear y seguir transformando las vidas de muchas mujeres que poco a poco se van uniendo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s