Ataque Mutante al monopolio del Libro

Por Andrés Álvarez

Librería Mutante

Editorial Guerrillera.

En una de esas noches insomnes de domingo, el pasado mes de abril, el piloto automático de la vigilia me puso en modo radio para escuchar el programa Medellín: Anverso, deReinaldo Spitaletta. El título, Fallidos Editores, captó mi somnolienta atención de manera que escuché con detenimiento a Alejandro Herrón y Stiven Ríos, integrantes del colectivo  Barba Roja y de Fallidos Editores quienes contaron a los entrevistadores sobre su propuesta poética y editorial. (El programa completo se puede escuchar en :https://co.ivoox.com/es/medellin-anverso-reverso-627-fallidos-editores-audios-mp3_rf_34917724_1.html).

Partiendo de una crítica a la poesía en la ciudad, a la institucionalidad acartonada de propuestas tan solemnes (recitales de misa) y planteando una crítica a las grandes editoriales que solo le dan el 10% del valor del libro al autor, los poetas fallidos hablaron de su propuesta editorial a la cual denominan Editorial Guerrillera. Dicha editorial autogestionada puede sacar 100 ejemplares de un libro con $500.000, reportándole un ingreso al autor, permitiendo que la editorial salve costos de diagramación, corrección de estilo e impresión, y da a conocer al autor entre un público de bajos ingresos, y sin el ISBN que beneficia al monopolio de la Cámara de Comercio del libro.

Ríos y Herrón hablaron también de otra editorial hermana llamada Zarigüeya, la cual cuenta, además, con su propia librería llamada Librería Mutante. Los entrevistados se refirieron a esta como una editorial aún más guerrillera que la suya.

En la búsqueda de los mutantes

Al lunes siguiente de haber escuchado el programa me dirigí al Pasaje La Bastilla con la intención de conocer la Librería Mutante. En el local 203 del segundo piso, al lado de la librería Pigmalión, encontré a Laura Henao, una joven de la editorial Zarigüeya, que junto a cuatro jóvenes más de este mismo colectivo, atienden la librería en diferentes turnos a lo largo de la semana. Ella me mostró algunos fanzines y libros que se veían expuestos en los estantes y la vitrina de la librería, pero como tenía en mi mente el referente de los poetas fallidos indagué por ellos. Laura, muy amablemente, me dio la tarjeta para contactar a uno de los miembros de la editorial. Al bajar por las escaleras que dan al peatonal del pasaje, vi un letrero que anunciaba la venta de libros sin intermediarios y entonces decidí que regresaría en otra ocasión para conocer más a fondo la propuesta Mutante.

Y lo hice al siguiente mes. El mutante de turno estaba almorzando en una pequeña banca frente al local; me senté a su lado, me presenté y comencé a contarle la historia del programa de radio, de la visita anterior en la que hablé con Laura y de la intención de conocer la propuesta. Camilo De Fex, el mutante que me atendió, también hace parte de la editorial Zarigüeya y trabaja igualmente en la librería Mutante.

El azar mutante que deja huella

Teniendo como referente otros proyectos comunitarios o autogestionados con el epíteto de mutante, como es el caso de la Galería Mutante en Bucaramanga, esta librería homónima nació como un laboratorio, un espacio de encuentro para los escritores de la ciudad que no tienen acceso a los grandes circuitos editoriales o que simplemente quieren mostrar su obra y ponerla a circular de manera alternativa. Básicamente los autores dejan sus producciones y la librería no cobra por su venta, como en el caso de las demás librerías que se quedan con el 40% del valor. En enero de 2018 comenzó esta labor, inicialmente como un lugar donde se donaban libros de segunda, allí mismo se vendían y el producto de las ventas se destinaba al pago de la renta del local.

En 2018 se presentó una propuesta ante el programa de estímulos de la alcaldía de Medellín para realizar talleres de escritura y oralidad durante el segundo semestre de 2018 en el Centro Comercial del Libro y la Cultura. Todos los días, de lunes a viernes, a las 4:00 p.m., en el tercer piso, se ofreció un taller de creación y los sábados, una tertulia y club de lectura de manera gratuita. El resultado de los talleres se hizo libro en una Antología Mutante. Una de las cosas más significativas de esta propuesta, señala el librero, es que muchos chicos de barrios conocieron por primera vez el centro al venir a participar en los talleres.

Ante mi inquietud sobre el concepto de editorial guerrillera acuñado por los fallidos, Camilo piensa un poco y afirma que sí, que de alguna manera lo son en tanto son un grupo pequeño en contraposición a las grandes editoriales y que, además, hacen de la calle su espacio de acción. Para De Fex imprimir libros es como imprimir dinero, pues para Mutantes es con la venta de los libros como se paga el local, se genera algún ingreso o se intercambia por otros libros que son como valor de cambio, aparte del uso que permite difundir ideas y promover la lectura y la escritura de manera alternativa. “En resumen, somos una editorial autárquica”, plantea el editor.

Otros mutantes, otras mutaciones.

A diferencia de Fallidos, la propuesta de Zarigüeya permite un intercambio intelectual más práctico y un poco más guerrillero si se quiere. Camilo relata cómo intercambian mano a mano material con autores de otros países, por ejemplo, Eden # 1631, la novela de la autora Boliviana Patricia del Rosario Requíz, publicada por la editorial Electropendiente, y María Mulata, la novela de Tobias Dannazio. Zarigüeya intercambia con la autora los archivos de María Mulata, y cada uno publica la obra del otro en su respectivo país. De hecho, el pasado viernes 26 de abril se lanzaron las dos novelas en el Centro Cultural La Chispa en medio de un conversatorio acompañado de la lectura de un manifiesto literario.

El catálogo de Zarigúeya cuenta con 26 Fanzines, 4 novelas y tres poemarios con títulos como La lucha contra el viento de M.H Muñoz, Freaks o Manual de autodestrucción del mismo Camilo De Fex. En ella confluyen, además, artistas y diseñadores de Medellín que están apostándole a la creación de otros materiales físicos y digitales como comics, stickers y afiches. El podcast de difusión literaria Autores Mutantes, es otra herramienta para dar a conocer a los autores desde su propia voz y más allá de su obra, generando un espacio de discusión y de conocimiento de los procesos creativos. Allí en la librería confluyen las propuestas de Fallidos Editores, Paradoja Ediciones, La librería, Nuevas voces poéticas, entre otros, que buscan proponer otra lógica diferente a la de la poderosa industria editorial, el monstruo al que no le interesa el cambio contra el pequeño Mutante que siempre está inmerso en él.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s