En el Meta y Santander la comunicación popular envuelve la vida de los jóvenes

Por Lina Marcela Álvarez Camargo

Fotos: Cortesía El Cuarto Mosquetero Colectivo

Entre el 5 y 6 de mayo, Villavicencio se convirtió en el epicentro de una importante confluencia de comunicación: el I Encuentro de jóvenes reporteros/as populares del Meta y Santander y el III Foro de comunicación para el cuidado del territorio y la construcción de paz territorial. Este evento, organizado por el colectivo y medio de comunicación alternativo El Cuarto Mosquetero, permitió visibilizar y analizar problemáticas sociales y ambientales que imposibilitan construir un país en paz, además, los niños y jóvenes tuvieron un papel protagónico, con sus voces y sus formas de ver el mundo, eran consideradas importantes.

El día domingo a partir de las 9 am, el barrio Villa Lorena empezó a llenarse de rostros juveniles que iban por primera vez a este sector, a conocer la experiencia de los acueductos comunitarios, y de paso a compartir con los demás chicos/as que, como ellos, estaban en procesos de formación con El Cuarto Mosquetero. La lluvia que intentó apañar los ánimos no fue suficiente para que aproximadamente 100 jóvenes de Villavicencio y Restrepo en el Meta, El Peñón, Betulia y Zapatoca en Santander, y una pequeña delegación de Norte de Santander y de Caquetá, se reunieran a intercambiar experiencias durante el día.

Se conformaron cuatro grupos de trabajo que tendrían la oportunidad de pasar por dos de las cuatro mesas que los esperaban con importantes actividades y reflexiones. Quienes estuvieron en la mesa de radio tuvieron la oportunidad de crear cuentos, noticias y spots publicitarios sobre la experiencia de los acueductos del sector, problemáticas ambientales en sus espacios de confluencia y reflexiones sobre el cuidado del territorio.

Por otra parte, las y los jóvenes bajo la dirección del artista Showy de 5ta con 5ta, organización social del Norte de Santander, plasmaron en las paredes de la planta de tratamiento de Villa Lorena, un gran mural en alusión a la gestión comunitaria del agua. La mesa de fotografía, por su parte, se llenó de composiciones de baja exposición con mensajes sobre lo que significaba para ellos la paz, y cómo para lograrla también se debe respetar los derechos de la naturaleza. Finalmente, quienes estaban en la mesa audiovisual visitaron la bocatoma de Playa Rica y conocieron su historia de resistencia.

El día se cerró con la intervención de El Cuarto Mosquetero, de Villavicencio, cuya reflexión giró en torno a las actividades que pretendían generar vínculos y diversión en el público. Esta actividad también se realizó en el barrio, porque, como dijo Mario Kaplún, la comunicación tiene que ser transformadora, tener al pueblo como generador y protagonista y por eso el deber de un comunicador popular es dar cuenta de Uno no está presente en las necesidades las necesidades más sentidas de la comunidad, escuchar directamente al otro y amplificar las voces que han sido ocultas y/o negadas.

El evento del lunes fue respaldado por Fondo Lunaria, GIZ con su programa Propaz, Acer Agua Viva, Alcaldía de El Peñón, Movimiento Ríos Vivos, la Corporación Unificada Nacional y la Universidad del Meta. Ese día, el III Foro de comunicación para la defensa del territorio y la construcción de paz territorial se realizó en el auditorio Julio Flórez de la Unimeta, con una gran participación de estudiantes universitarios y de secundaria, principalmente de Villavicencio.

Las y los reporteritos tuvieron la oportunidad de aprender mucho en este espacio académico, pero también de ser ponentes. Los niños y jóvenes presentaron allí una exposición de sus productos comunicativos y al mismo tiempo pudieron conocer las intervenciones de las organizaciones nacionales que vienen cambiando el país a través del arte y la comunicación.

“Somos paz, resistencia y libertad, no nos harán dejar de soñar, somos historia viva”. Este es el un fragmento de una de las canciones construidas por la organización ponente 5ta con 5ta Crew, en Norte de Santander. Ellos, a través del muralismo, el hip hop y otras expresiones artísticas vienen trabajando con jóvenes del Catatumbo y Cúcuta, entre otros municipios que históricamente han sido afectados por todos los grupos armados que han hecho presencia en su territorio. Con este trabajo quieren aportar en la construcción de paz y del buen vivir de las comunidades.

Por su parte, el Colectivo SAECUM (Silvia Aponte/El Cuarto Mosquetero) relató que durante los 3 años que lleva su proceso formativo, sus integrantes han podido aprender sobre diversos temas. Fueron finalistas en el concurso organizado por Smarts Films, y han participado en foros y exposiciones sobre la problemática que vive el humedal Kirpas la Cuerera, que se ha convertido en el lugar predilecto donde los habitantes de la zona arrojan sus basuras.

En el conversatorio de Estrategias de comunicación para la paz participaron representantes de organizaciones como Favidesc, Fundación Picachos, Corporación Manigua y Red de Paz de Caquetá.  Durante el espacio resaltaron que para ellos era importante articularse con otros procesos, pues normalmente se desconoce el trabajo que realiza el otro/a. Advirtieron que esto es muy importante, sobre todo para las organizaciones que trabajan en un territorio tan afectado por el conflicto como el Caquetá, donde prácticamente cada habitante es víctima, tiene un familiar desaparecido y heridas sin sanar.

Dos estudiantes del Colegio Integrado Antonio Ricaurte del Municipio de El Peñón, Santander, contaron a través de la exposición fotográfica “Mujer rural, A Través del Lente”, cómo por medio de la comunicación han visibilizado las tareas cotidianas de la mujer rural, que debe ser exaltada por su gran labor que aporta muchísimo al desarrollo de sus familias y, por ende, del municipio. Esta visibilización, además, les ha permitido reflexionar sobre cómo esas labores del campo que siempre han desempeñado las mujeres se verían fuertemente afectadas por actividades de extracción minera que se pretende implementar en un territorio de vocación completamente campesina.

Por su parte la delegación del colectivo de Ángulo Perfecto, del Colegio Francisco Arango, promovió la reflexión, a través de productos radiales, a propósito de cómo la destrucción de la naturaleza también está afectando las dinámicas de relacionamiento de la comunidad con los animales. Para finalizar, El Cuarto Mosquetero impulsó la reflexión en torno a la necesidad de que las comunidades, los niños, niñas y jóvenes se apropien cada vez con más entusiasmo de los espacios comunicativos y generan sus propios contenidos para democratizar así la palabra en función de la construcción de un tejido social más sólido.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s