Es necesario dudar de los medios masivos de comunicación

Por Betty Ciro

Ilustración tomada de periodistamayor.cl

¿Por qué no dicen la verdad? ¿Por qué se ensañan contra algunos y a otros los dejan quietos? ¿Por qué ocultan las verdades que todo el pueblo conoce o padece? Estos son algunos de los interrogantes que a diario se formulan los habitantes de cualquier barrio, pueblo o ciudad cuando corroboran que los hechos que ocurren a diario no se discuten, ni siquiera se mencionan en los grandes medios de comunicación.

En Bello, este panorama es aún más perceptible. Muchos de sus habitantes, pequeños comerciantes, vendedores informales, o simples propietarios de una humilde vivienda, son testigos o sujetos de toda clase de atropellos por el cobro de las llamadas vacunas que los ahogan. Y ese ahogo es de tal forma que los obligan al desplazamiento interurbano para defender sus vidas al no poder “cumplir con la cuota asignada”.

A pesar de que los cobros ilegales son una verdad a gritos, don Evaristo, que lleva toda la vida habitando en Bello, jamás ha escuchado que en algún medio de comunicación comercial, ya sea radio, televisión o prensa escrita, se analice dicha problemática. Para él es una lástima, pues como lo ha discutido con algunos vecinos, si existieran medios que difundieran ampliamente esta situación, al menos las autoridades municipales podrían sentirse presionadas para tomar cartas en el asunto.

Lo que don Evaristo no ha verbalizado o, tal vez, no ha analizado, es que en Colombia los medios de comunicación no son independientes del gobierno ni de los poderes económicos legales o ilegales; al contrario, es a través de ellos que los gremios económicos dictan las medidas económicas, laborales, sociales y este es el motivo que los lleva a callar los acontecimientos que perjudiquen sus intereses o que estén en contravía de los gobiernos de turno.

Vínculo entre los medios de comunicación y los gremios económicos.

En Colombia y en el mundo entero, en el actual sistema, los grandes grupos económicos que son pocos y que detentan la propiedad de los principales negocios, son propietarios de los diferentes renglones de la economía. Para poner un ejemplo, el hombre más rico de Colombia hoy es Luis Carlos Sarmiento Angulo y, por supuesto, su riqueza proviene de los distintos renglones de la economía: es dueño del grupo Aval, formado por varios bancos; del Periódico El Tiempo, Portafolio y muchos periódicos regionales; del canal de televisión de El Tiempo, más el Canal City Tv; es el dueño del Fondo de Pensiones y Cesantías Porvenir; de cadenas de hoteles, de empresas de la construcción, de energía y gas, de industria y minería, etc.

Pero el resto de los grandes medios de comunicación de Colombia están igualmente en manos de los otros hombres que le siguen a Sarmiento Angulo de acuerdo a la riqueza que poseen. El segundo hombre más rico es Jaime Gilinski Bacal, quien entre muchos otros negocios y bancos que posee, es el actual dueño mayoritario de la Revista Semana. De RCN radio y televisión el dueño es Carlos Ardila Lülle, además de muchas empresas en diferentes renglones de la economía. Y para nombrar solo otro de los grandes negocios de medios de comunicación, Caracol radio y televisión, cuyo dueño es el grupo Santo Domingo, formado por los hijos del fallecido Julio Mario Santo Domingo. Como ya se dijo, los medios de comunicación son apenas una de las inversiones de cada uno de estos personajes.

¿Y la relación con el gobierno?

Como también es una verdad de a puño, cada presidente que asume el mando lo hace gracias a la decisión de los gremios económicos que analizan cuidadosamente quién será su mejor representante para enfilar todos lo esfuerzos hacia ese objetivo. Esta misma lógica funciona para casi todos los dirigentes del país, con algunas pocas excepciones que logran colarse para tratar de mostrar desde adentro el funcionamiento del sistema.

Con este panorama es una ilusión confiar en la información que se transmite por los grandes medios de comunicación. En Bello el papel de los medios se encuentra bien ejemplificado con lo que sucede con dos grandes medios cercanos. Por un lado, por el periódico El Colombiano, negocio de la casa Gómez Martínez, políticamente del mismo grupo de los Suárez Mira y del actual alcalde Óscar Andrés Pérez. Este medio en ocasiones ha transmitido alguno de los grandes escándalos relacionados con los Suárez Mira, sin embargo, rápidamente se callan.

El otro medio cercano a Bello es el canal de televisión HVTV o Cable Bello que, según líderes populares de Bello, parece el canal privado de la administración municipal; en los programas alaban la actuación de los gobernantes y eluden la referencia a la cantidad de problemas sociales que azotan a la municipalidad. Pero también ha servido este canal para que la exsenadora y exalcaldesa de Bello, Olga Suárez Mira, difundiese su programa de catequización que nada tenía que envidiarle al de cualquier pastor de los que abundan en Colombia.

¿Cuál debe ser el camino?

Ante todo, como dicen los abuelos, “no tragar entero”; hay que recibir con beneficio de inventario los contenidos que transmiten los grandes medios de comunicación y contrarrestar dichos informes con los entregados por medios alternativos, independientes de las estructuras de poder.

En Bello, desde 2012, a raíz de la lucha de los pobladores por el alza desmesurada del impuesto predial, ha existido un esfuerzo de los Comités Barriales por dar a conocer, por analizar, por buscar salidas a lo problemas de la ciudad a través de un boletín que, como todo lo alternativo, con muchas dificultades, ha tratado de mostrar la otra posición: se trata del boletín Causa Popular, que llegó a más de 200 ediciones en noviembre de 2019.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s